Seguramente levantará detractores y seguidores. Pero la innovación en las terapias psicológicas son una constante a través de los años. ¿Por qué no darle crédito?

Una psicóloga trata a los adictos a la pornografía creando una conexión instantánea de confianza al desnudarse para ellos. Se trata de Sarah White, de 28 años, quien asegura haber ayudado a cientos de pacientes.

Whit, que no es una terapeuta licenciada, ya logró ayudar también a varios hombres a solucionar sus problemas de pareja. Asegura que a través de esta terapia, en la que le permite a los hombres masturbarse delante de ella, sus clientes podrán superar su adicción.

La mujer vive en Nueva York y diferencia que con la metodología de la desnudez se crea un sentido de intimidad, confianza y permite que los clientes se abran mucho más.

”Ellos se sienten cómodos hablando conmigo sobre cosas que ellos encuentran perturbadoras ya que desvestirme muestra que tengo confianza en ellos y que no juzgo lo que dicen”, comentó White.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here