La dieta alcalina, la Perricone y la 5:2 son nuevas variaciones de “dietas milagro”; pero, ¿cuáles son sus riesgos y por qué no son eficaces?

“¿Qué dieta funciona?” es una de las búsquedas más comunes en Google. Pero el prestigioso nutricionista-dietista español Julio Basulto aclara en una nota publicada en El País de España que “funcionar” y “dieta” son conceptos que no congenian, “salvo para algunos charlatanes dietéticos que se inventan propuestas alimentarias o desesperados con ganas de soluciones rápidas que se abrazarán a una dieta milagro con fracaso garantizado”.

Según Basulto, es comprensible que nos enganchemos con las dietas milagro: “las promesas de estas dietas convencen a miles de personas porque saben poco de nutrición y porque están poco dispuestos a cambiar hábitos”. Sin embargo, y en línea con lo que subrayan nutricionistas argentinos de gran prestigio como Mónica Katz, “las dietas milagro suponen un riesgo para la salud”.

En tren de advertir sobre los riesgos que suponen, el experto español se refiere con dureza a la dieta Dunkan: “Lo peor es que algunos de estos legionarios de la dieta definitiva, por llamarlos de alguna manera, son nutricionistas titulados o incluso médicos en bata blanca. Son los más peligrosos. Uno de ellos se llama Pierre Dukan. Por fortuna, el Colegio de Médicos de su país lo expulsó en enero de 2014, lo que coincidió con el declive de su proteínico imperio.

Las dietas más buscadas en Google

La Dieta Alcalina: Si indagamos en las búsquedas más habituales, según Google Trends de dietas “que funcionan”, el oro se lo lleva la dieta alcalina, muy de moda en pacientes con cáncer. Para Basulto, la base científica de esta “dieta” es cero: en teoría, debemos seguir una alimentación que concuerde con el nivel de pH de la sangre. Basta con declarar que lo que comamos o bebamos (y eso incluye al vinagre o al zumo de limón) no alterará el pH de la sangre ni una pizca, como refirió en 2008 el Instituto Americano para la Investigación del Cáncer.
Dieta Perricone: “La segunda dieta milagrosa más buscada es la dieta Perricone, que toma su nombre de un adinerado dermatólogo americano. Es una dieta de tan solo tres días… No hay mucho más que decir. Incluye, además, una lista de alimentos sanadores (básicamente, el salmón) y otra de alimentos prohibidos. Además, vende carísimos complementos alimenticios con los que alcanzar el nirvana nutricional. Sus insostenibles promesas son falsas, pero los riesgos de confiar en ellas son veraces”, subraya Basulto.
Dieta 5:2: El tercer puesto de las “dietas que funcionan” lo ostenta la “dieta 5:2”. Nació inspirada en La dieta del ayuno intermitente, una propuesta que parte de una premisa tan simple como desatinada: la mitad del tiempo podremos comer lo que nos venga en gana, para purgar nuestros pecados en la otra mitad a base de ayunos. Esta dieta ni es eficaz ni es segura.

Los peligros de las dietas milagro

Basulto sostiene que, si miramos de cerca las tres propuestas, podemos esbozar algunas características comunes:

  • Contienen afirmaciones que contradicen conocimientos científicos bien establecidos.
  • No aportan pruebas fiables de eficacia y seguridad en base a investigaciones rigurosas en humanos.
  • Aluden a que sus propuestas son válidas por el hecho de ser “naturales”.
  • Prometen resultados rápidos y sin esfuerzo.
  • Detallan listados de alimentos permitidos y prohibidos.
  • Es preciso consumir preparados que casualmente vende la persona que promueve el método.
  • Se pueden administrar sin la revisión de profesionales sanitarios (“hágalo usted mismo”).
  • La mejor manera de perder peso es cambiar los hábitos dietéticos y el balance energético, aumentando el nivel de actividad física.

    Fuente: Buena Vibra

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here