Para desayunar: medialunas de manteca caseras en cinco pasos

Una buena medialuna casera hecha en casa jamás podrá ser superada por una medialuna comprada en panadería. El sabor único de la comida casera, sumada al entusiasmo y la pasión que le hayamos puesto a la receta, funcionará como un combo explosivo para potenciar el sabor de los alimentos preparados en casa.
Por esta razón vamos a crear una receta simple y accesible para cocinar las medialunas de manteca caseras más ricas posibles, en sólo 5 pasos y con ingredientes muy simples que se consiguen en cualquier almacén de barrio.
INGREDIENTES
– Harina 0000 1 kg.
– Leche entera 350 cc
– Azúcar 150 gramos.
– Manteca 300 gramos.
– 3 Huevos.
– Sal 10 gramos.
– Levadura fresca 50 gramos.
– Esencia de vainilla 1 cucharadita.
– Miel 2 cucharadas grandes.
– Ralladura de 1 limón
PASO 1
En una taza común pone toda la levadura junto con agua tibia y una cucharadita de azúcar.
Dejalo reposar por unos 10 o 15 minutos. Con esto buscamos activar la levadura, desperarla para que haga su trabajo que va a ser hacer crecer nuestras medialunas!
IMPORTANTE: Nunca pongas agua muy caliente porque vas a matar la levadura, recordá siempre que la levadura es un hongo, osea es un ser vivo y muere o deja de hacer el efecto que buscamos a temperaturas mayores a 60° grados.
PASO 2
En un bowl o recipiente mezcla los huevos, el azúcar, la esencia de vainilla, la ralladura de limón, la sal, la leche tibia y la manteca.

IMPORTANTE: La manteca tiene que estar bien blandita pero no derretida o liquida.
Es como cuando te la olvidas afuera de la heladera y la agarras y se deforma, buscamos la temperatura ambiente, eso se llama manteca pomada.
PASO 3
En otro bowl bien grande vas a poner el harina y le vas a agregar esta preparación más la levadura.
Vas a tener que amasar bien hasta tener una linda masa bien blanquita y lisa.
Cuando la masa este lista la vas poner en el mismo bowl grande, la vas a cubrir con una bolsa de nylon sin aplicarle mucha presión para que pueda crecer y la vas a dejar en un lugar de tu casa que sea bien calido y que haya humedad. Lo ideal sería dejarlo entre 40 minutos y una hora, hasta que crezca bien la masa.
CONSEJO: La mejor opción es cerrar las ventanas y puertas de tu cocina y poner una olla grande con agua para que hierva, así vamos a generar un excelente clima para que la levadura haga su trabajo dentro de la masa y esta crezca muuuuuucho.
PASO 4
Una vez que haya crecido mucho la masa, la vamos a destapar y la vamos a desgasificar. Esto quiere decir que la vamos a amasar un poquito para sacarle el gas que tiene en su interior (no se asusten porque después va a volver a crecer!)
Vamos a cortar 3 o 4 bollos grandes y los vamos a estirar con palo de amasar hasta que tengan 1 centímetro de espesor aproximadamente.
Luego con la ayuda de un cuchillo cortamos triangulos y les vamos a dar la clásica forma de medialunas.
FORMA DE MEDIALUNAS
Para lograr la clásica forma de medialunas vamos a tomar nuestros triangulos de masa y vamos a enrollar una de sus puntas hacia adentro, como si fuese un canelon triangular.

La idea es que nos quede el triángulo enrollado y luego lo encorvamos para que obtenga su tradicional forma de luna a la mitad.

Una vez que tengamos todas las medialunas listas las ponemos sobre una placa enmantecada.
Las vamos a cubrir de nuevo con nylon o repasadores y las vamos a dejar por 20/30 minutos en el mismo lugar cálido y húmedo para que vuelvan a crecer. Si hicieron las cosas bien, van a notar que esta vez crecen muy rápido!
PASO 5
Por último, cuando nuestras medialunas hayan crecido un poco, las vamos a meter a un horno medio/fuerte 180° por 20 minutos hasta que esten doraditas.
DETALLE FINAL: El detalle de lujo es preparar un almibar, así que ponemos en una ollita pequeña tres tazas de agua más una taza colmada de azúcar y calentamos hasta que se disuelva bien el azúcar.
Entonces apenas sacamos nuestras medialunas ya listas bien calentitas, las vamos a pintar con nuestro almibar, lo ideal es pintarla 2 o 3 veces para que se absorba bien el almibar.
Este simple detalle aportará mucho color y un sabor final increíble y lo mejor siempre es comerlas calentitas!
LEÉR MÁS  Argentina alcanzó los 1.000 trasplantes de médula ósea con donante no emparentado

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here