Científicos de la Universidad de Louisville (Kentucky, EE.UU) han conseguido recuperar el movimiento de las extremidades inferiores en cuatro pacientes con paraplejia. Este avance se debe a una nueva técnica que se basa en la electroestimulación de la espina dorsal, que se consigue gracias a un pequeño implante directo en el paciente.

Mueven sus extremidades cuando el transmisor eléctrico está encendido
El estudio, financiado en parte por la Fundación Christopher & Dana Reeve, ha logrado que cuatro pacientes muevan con gran pericia piernas, pies, tobillos y dedos de los pies en movimientos sincronizados. De momento son capaces de mover sus extremidades cuando el transmisor eléctrico está encendido. Pero lo que realmente asombra a los investigadores es que dos de esos pacientes tenían dañada totalmente la espina dorsal y, hasta ahora, se creía que éso era un impedimento para este tipo de terapias.

Las posibilidades que abre este avance van más allá del tratamiento epidural. Los mismos investigadores están colaborando con otros departamentos del Instituto Nacional de Imagen Biomédica y Bioingeniería (NIBIB, en inglés) para conseguir que también ese tratamiento se pueda usar en pacientes tetraplégicos o, incluso, conseguir la estimulación de la espina dorsal a través de la piel, lo que significaría que no haría falta una intervención quirúrgica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here