Neosolteros: vida sin pareja y feliz

 

Lejos quedaron las recetas tradicionales para ser feliz en las que tener una pareja era una condición fundamental. Hoy, la soltería se elige, ya no se padece. Al menos este es el caso de los neosolteros, un grupo de hombres y mujeres de entre 30 y 50 años que prefieren vivir solos, realizarse profesionalmente, viajar por el mundo y divertirse antes que formar una pareja estable.

Si bien es cierto que para muchos el hecho de tener más de 30 y no contar con un matrimonio feliz es sinónimo de haber fracasado en la vida, también lo es que cada vez existan más personas que comprendan que casarse – o vivir en unión libre, o tener una pareja ”estable” – no es la única vía para realizarse en esta vida. De acuerdo con estadísticas generales, el 62 por ciento de personas que conforman este grupo son hombres y el 28 por ciento, mujeres, aunque vaticinan que en cinco años será 50 y 50.

La primera en usar el término ‘neosoltero’ fue Carmen Alborch, quien en su libro ”Solas: gozos y sombras de una manera de vivir” (1999), lo utiliza para distinguir a estos de los que simplemente cargan con la etiqueta de “no casados”. Así los definió: ”Son profesionales muy calificados, desenvueltos, competentes, seguros de sí mismos, con un alto nivel cultural. No tienen por referente social la pareja, no están obsesionados por la estabilidad económica, que ya han alcanzado, no renuncian a las comodidades y más bien las buscan y saben disfrutarlas, no quieren sufrir experiencias dolorosas o defraudantes en el terreno del amor, no es para ellos una prioridad la vida en pareja ni casarse y no les supone trauma la cama vacía, que consideran suficientemente compensada con el éxito profesional”.

LEÉR MÁS  La SAP recomienda "cero alcohol" hasta los 18 años

Los neosolteros tienen hábitos muy específicos, que la agencia de encuentros para solteros Seis Grados identifica en un perfil común con las siguientes características:

– Son hombres y mujeres entre 28 y 50 años que apuestan a un modelo de vida donde prevalecen los valores individualistas. Según los estudiosos de este fenómeno, se trata de profesionales exitosos, preocupados por el bienestar, la salud y la belleza.

– Se les conoce como los neosolteros; más preocupados por viajar, consumir tecnología y salir a cenar con los amigos, que por planificar una familia. Se mueven como peces en el agua en restaurantes de moda, tiendas de diseño y suelen estar al día con los gadgets tecnológicos y los estrenos de cine. Sus camas están vacías varias noches a la semana, aunque ellos deciden esporádicamente con quién compartirlas.

– Se trata de personas que dentro de su entorno de trabajo, familiar y amigos se han rezagado en la consolidación de una pareja.

– Las mujeres solteras expresan su miedo a permanecer solas porque de manera inconsciente relacionan su valía como mujer en el hecho de formar un matrimonio; llegada cierta edad, muchas experimentan ansiedad, sobre todo por el avance del reloj biológico.

– Mientras más tiempo pasan solos, se vuelven más exigentes para incluir otra persona en su vida. Han idealizado a su pareja y tienen claro cuáles son las características, actitudes y condiciones con las que debería cumplir una nueva pareja.

– Los amigos y familia son la principal fuente de contacto para conocer personas nuevas.

– Se inscriben a gimnasios, clases de cocina, yoga, baile, arte o música, cualquier lugar en donde puedan conocer personas con intereses afines a los suyos.

– Deciden ampliar sus conocimientos profesionales estudiando una maestría, especialización o diplomado.

LEÉR MÁS  La SAP recomienda "cero alcohol" hasta los 18 años

– Deciden hacer un cambio drástico en sus vidas, ya sea estudiando o aceptando trabajo en otra ciudad o inclusive en otro país.

¿Por qué este grupo social va en aumento? De acuerdo con la experta de Seis Grados, existen cuatro motivos principales que explican la tendencia creciente de la neosoltería:

-La incorporación de la mujer al área laboral: ”A partir de los sesenta la mujer pudo trabajar, en los ochenta adquirió más presencia a nivel laboral. Hace 30 años no había directoras de empresas; hoy son muchas”.

-La búsqueda del éxito profesional: ”Muchas personas exitosas prefieren dedicar tiempo a su profesión en lugar de a una pareja. Piensan: me voy a detener cuando gane 20 mil, luego 30, luego 50…”

-El aumento de la inseguridad en las ciudades: ”Conocer gente en la calle es cada día más difícil. No podemos siempre confiar en las intenciones de otras personas, hay un aumento en el índice de delincuencia y la gente sale menos”.

Hay posiciones encontradas con respecto a este nuevo grupo social. Por un lado, están quienes aseguran que ellos exaltan la cultura light y el narcisismo, cuyo protagonista es el ego. ”En la actualidad nos están vendiendo la idea de que el bienestar es no tener responsabilidades, es el disfrute, es lo económico. Para muchas personas el compromiso representa temor a perder la libertad o a una decepción amorosa”, opina la psicóloga Gloria Hincapié en El Colombiano.

Por otro lado, están quienes defienden este estilo de vida. Ellos afirman que elegir vivir solo, más que un acto de egoísmo, es una oda al individualismo, a la independencia y la autonomía, anteponiendo metas personales y profesionales, preferir el poder de decisión absoluto, y claro la libertad sexual también entra.

Fuente: AhGuapas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here