Un par de científicos del California Pacific Medical Center descubrieron que un compuesto derivado de la marihuana podría detener la metástasis en muchos tipos de cáncer agresivo, lo que podría disminuir la altísima tasa de mortandad ocasionada por esta enfermedad. ”Nos tomó cerca de 20 años de investigaciones resolver esto, pero estamos muy emocionados”, dijo Pierre Desprez, uno de los científicos detrás del descubrimiento, quien refirió que se probó en animales, y se encuentra a la espera del permiso que le deje intentarlo en humanos.

Desprez, un biólogo molecular, pasó décadas estudiando el ID-1, el gen que causa la propagación del cáncer. Mientras tanto, su colega investigador Sean McAllister estudió los efectos de cannabidiol o CBD, un no-tóxico y no-psicoactivo compuesto químico que se encuentra en la planta de cannabis. Ambos colaboraron, combinando el CDB y las células que contienen altos niveles de ID-1. Los investigadores encontraron que las células cancerigenas dejaron de propagarse.

”Empezamos investigando el cáncer de seno, pero ahora hemos encontrado que el Cannabidiol sirve con muchos tipos de cáncer agresivos –cerebro, próstata– cualquier clase donde el ID-1 esté presente en altos niveles”, dijo. ”No hemos encontrado toxicidad (por el Cannabidiol) en los animales con los que hemos experimentado, y el Cannabidiol ya es usado en humanos para otras enfermedades”, aseveró. De hecho, el compuesto es usado para aliviar la ansiedad y la nausea, y, como no tiene psicoactivos, no ocasiona el efecto asociado con el THC.

Aunque los defensores de la marihuana seguramente alabarán al descubrimiento, Desprez explicó que no es tan fácil como encender un cigarrillo de hierba. ”Hemos utilizado inyecciones en la experimentación con animales y también se están probando con pastillas”, dijo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here