¿Qué hay de cierto acerca de diez mitos muy comunes? Los expertos dan su opinión al respecto

La alopecia de patrón masculino -la causa más común de pérdida de cabello- se estima que la sufren alrededor del 50% de los hombres a partir de los 50 años, según la misma fuente. Y las mujeres también sufren caída del cabello.

Ahora, la cultura popular dice que cortar el cabello lo fortalece y por eso muchas personas que se están quedando calvas deciden afeitarse. Y también abundan las advertencias o los remedios caseros que dicen ayudar a prevenir o frenar la pérdida de pelo. Pero, ¿qué dicen los expertos sobre estos mitos?

1. “Afeitarse la cabeza ayuda a evitar la calvicie”

“Cuando te afeitas la cabeza, puedes llegar a irritar el cuero cabelludo y eso podría provocar que el pelo se adelgace y por lo tanto, salga aún más fino así que la calva se podría ver más”, asegura el Dr. Robinson Guerrero, de la Clínica Guerrero, en Santiago de Chile.

Para Ralista Bozhinova, especialista en la pérdida del cabello de la Clínica Belgravia de Londres, una de las empresas líderes en el sector, raparlo o cortarlo no tendría “ningún tipo de incidencia en el crecimiento del cabello”.

Una tercera experta, la cirujana de trasplante capilar Thomy Kouremada-Zioga, de la clínica londinense The Private Clinic va más allá y dice que “se puede dañar seriamente la raíz y en algunas razas como la afro-caribeña, que llevan el pelo muy al raso, es un riesgo de pérdida de pelo permanente”.

La razón es que afeitarse no afecta en absoluto al desarrollo del folículo, que es la parte de la piel que da crecimiento al cabello.

LEÉR MÁS  Estoicismo: la filosofía que ayuda a mantener la calma durante el caos

Sobre si cortarse el pelo (y no afeitarlo) sería una mejor alternativa, todos coinciden en que no afectaría al ciclo de crecimiento del cabello aunque Bozhinova señala que el pelo “se verá estéticamente más sano cuando esté recién cortado”.

2. “Lavarse el pelo frecuentemente es malo”

Hay algunos mitos que dicen que los químicos que contienen los shampoos pueden dañar tu cuero cabelludo. Estos dos especialistas aseguran que este es otro mito.

“El cabello debería lavarse todos los días o al menos día por medio aunque dependerá del tipo de cabello”, asegura el doctor Guerrero.

Es lo que señala Bozhinova: “Si tienes una piel más seca no hará falta que te laves el pelo tan frecuentemente pero si tu pelo es graso deberías aumentar la frecuencia para retirar la grasa que bloquea el folículo”.

3. “Usar secador es malo”

Como afirmación general nuestros expertos aseguran que no es cierto, aunque siempre dependerá del uso que le des.

“Siempre que no te provoques quemaduras o que no extiendas mucho el cabello a la hora de secarlo no tiene por qué suponer ningún riesgo”, anota la experta de Belgravia.

Pero la cirujana Zioga recomienda que “se use lo menos posible y a poder ser con aire frío para evitar que el pelo se caliente e irrite la raíz”.

4. “Cepillarse mucho el pelo es malo”

“Lo único que ocurre es que el pelo se queda atrapado en el peine, se ve más y produce un impacto visual pero nada más que eso”, dijo Bozhinova. “De hecho, cuanto más se cepille, si se hace con suavidad mucho mejor”, explica Zioga. La razón: “Eso aumentará la circulación sanguínea y eso ayuda al crecimiento”.

LEÉR MÁS  Conocé de qué trata la píldora digital

5. “Usar gomitas de pelo hace que se te caiga más”

Una vez más, una afirmación categórica que no se sostiene. Eso sí, aseguran que deberías evitar hacer peinados que estiren o extiendan mucho el pelo porque podés arrancártelo.

6. “Usar sombrero es malo”

Tampoco, aunque al igual que con las gomitas de pelo, dependerá de si está muy apretado o no, coinciden Guerrero y Bozhinova.

Zioga, sin embargo, recomienda no usarlo muy frecuentemente y de hacerlo “que no esté muy apretado para que no bloquee la circulación sanguínea que estimula el crecimiento del cabello”.

7. “Las canas significan que no te quedarás calvo”

Esto no es verdad, según la especialista de la clínica Belgravia. “Tengo pacientes tanto con canas como sin canas que sufren pérdida de cabello, no hay distinción”, asegura resaltando que el color del cabello tiene que ver con la melanina.

La calvicie es en gran parte un factor genético pero también un síntoma del envejecimiento y una consecuencia del maltrato capilar.

8. “La dieta influye en el pelo”

Cierto. La ausencia de vitaminas puede ser muy perjudicial para nuestro cabello al igual que para el resto de nuestro cuerpo. La doctora Zioga considera este un factor de especial riesgo para hombres con genes que inducen a la calvicie.

“Una dieta pobre podría hacerles empeorar y acelerar su condición”, asegura. Además, esta misma médica destaca que “lo que hace crecer el cabello es la proteína” , y advierte de que “los vegetarianos deben asegurarse de que tienen una dieta rica que les aporte las proteínas necesarias o tendrán altas probabilidades de sufrir alopecia”.

LEÉR MÁS  Celulitis en brazos y piernas: qué la causa y cómo reducirla

9. “Los esteroides son malos”

Otra verdad: algunos esteroides utilizados en fitness tienen altos niveles de dihidrotestosterona, una hormona presente en la testosterona responsable de la alopecia del tipo androgénica.

“El consumo de estos esteroides puede acelerar la caída del cabello”, advierte Ralista Bozhinova. Los demás expertos también desaconsejan el uso de esteroides a no ser que sea bajo prescripción médica.

El mito de los remedios caseros

Huevo, vinagre, miel, bicarbonato… Muchos son los productos que prometen ayudar a prevenir o hacer que te vuelva a crecer más el cabello. Pero nada más lejos de la realidad, según nuestros especialistas.

“Puede que sí tenga un efecto estético a modo de mascarilla pero desde luego no tendrá ningún efecto en prevenir la caída y mucho menos en recuperar cabello ya perdido”, puntualiza la experta en medicina capilar Bozhinova. La doctora Zioga reafirma esta opinión: “Se verá más sano y más suave pero no ayudará a que vuelva a nacer”.

¿Qué funciona?

De acuerdo con nuestros expertos, lo que está demostrado clínicamente probado que funciona en términos de recuperación capilar son los fármacos finasteride y propecia y los injertos de pelo.

Para estimular la circulación sanguínea, aunque no como único tratamiento, el láser de baja intensidad puede ayudar a mejorar la circulación según Ralista Bozhinova aunque otros expertos discrepan de su eficacia.

Como recomendaciones generales, los especialistas consultados por BBC Mundo indican que no debe maltratarse el cabello, ni someterlo a altas temperaturas, ni estirarlo o apretarlo mucho en los peinados.

También por supuesto sugieren una dieta sana, cepillar y lavar el pelo con un shampoo neutro a menudo.

Fuente: BBC Mundo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here