Los beneficios de la leche de almendras

Una alternativa súper saludable que llegó para quedarse.

Hoy existe una creciente corriente de hábitos que se inclinan hacia lo natural. Mi recomendación es siempre mantener el equilibrio en la alimentación, algo que actualmente aparece como una tendencia o una práctica a la que se le presta más atención que antes.

En ese sentido, la leche de almendras contiene numerosas propiedades que favorecen con mayor énfasis durante el crecimiento y la adolescencia de un niño. Entre sus propiedades, su buen aporte en vitamina B favorece el metabolismo y, al mismo tiempo, al contener fibra soluble e insoluble protege la pared del intestino, sobre todo a favor del colon, la que ayuda a regular la absorción de los azúcares y el colesterol.

¿Cuándo es aconsejable?. El consumo de la leche de almendras es recomendado cuando no se puede ingerir la habitual leche de vaca, que contiene lactosa y reacciona indisponiendo el aparato digestivo durante la digestión.

También para personas con colesterol alto o triglicéridos su consumo es importante para disminuir sus niveles. Elegir esta bebida vegetal como bebida diaria aportará nutrientes esenciales mediante el salvado y el germen.

Al mismo tiempo, es la bebida que tiene un riesgo más bajo de producir reacciones alérgicas. Ya que hay personas que tienen intolerancia o alergia a la lactosa, otros que la tienen a los frutos secos y a la soja, por ello puede ser una buena opción para todas esas personas.

En cuestión de grasas, tiene una cantidad menor en comparación con otras (1 gramo por cada vaso). Su alto contenido en potasio es aconsejable para las diarreas o vómitos donde se reducen los niveles de potasio, y la leche ayuda a recuperarla. En numerosos casos, las personas que padecen de gastritis o problemas gastrointestinales cambian su dieta incluyendo la leche de almendras por que les aporta una mejoría reconocible.

Tomar un vaso de leche de almendras todos los días es una forma de apoyar los procesos digestivos e intestinales y previene problemas como el estreñimiento, la inflamación y gases.

Además, la leche de almendras aporta sensación de saciedad, lo que va muy bien para aquellos que están luchando por perder algunos kilos, y al mismo tiempo refuerza el sistema inmunológico, lo que mejora la respuesta del cuerpo para combatir los microorganismos que afectan el sistema respiratorio.

Por su parte, las almendras en sí aportan un extra de energía y son ricas en antioxidantes, por lo cual tienen la capacidad de reducir el impacto de los radicales libres en el cuerpo, moléculas que aceleran el envejecimiento de la piel y de los demás órganos.

En detalle

Es apta para personas con celiaquía, intolerancia a la lactosa, pero también apunta a brindar una solución a todos aquellos que buscan una alimentación más saludable.

De esa manera, se convierte en una opción ideal también para quienes eligen suprimir los lácteos en su dieta diaria, ya sea para tomar un vaso, comer cereales o cortar el café.

Beneficios

– Es una bebida vegetal y natural.

– Libre de gluten y lactosa.

– Es nutritiva y saludable.

– No contiene aditivos ni conservantes.

– Fortificada en calcio y fuente de vitaminas A,D y B12.

– Mejora la condición cardiovascular.

– Ayuda a mejorar problemas gastrointestinales.

– Ayuda a bajar el colesterol malo.

– Es un excelente antioxidante.

– Vencimiento: 10 meses.

Fuente: Tratenfu

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here