Las ventajas de madrugar

 

La solución no está en agregar más horas al reloj sino aprovechar al máximo las que ya existen. Supera la pereza y aprovecha mejor las mañanas: cuando examines las ventajas de madrugar, verás que vale la pena levantarnos de la cama.

 

La tranquilidad. La calma de las primeras horas del día es el momento ideal para hacer todas aquellas cosas que requieren de nuestra concentración y tranquilidad. Por ejemplo, estudiar o trabajar durante la mañana puede ser muy productivo: te levantas fresco, renovado y es muy poco probable que te interrumpa el teléfono.

 

Meditación. También la calma de la mañana es la oportunidad para comenzar el día con la mente limpia, el cuerpo relajado y librarnos del estrés acumulado. No hay mejor manera de arrancar el día que con una clase de meditación o yoga.

 

Puedes hacer ejercicio. Ya se acabó la excusa de que no tienes tiempo. Si te levantas más temprano, tienes la posibilidad de practicar actividad física. Además, dicen que ejercitar a la mañana tiene mejores resultados.

 

Tomas un desayuno completo. Cuando nos levantamos tarde y apurados para salir corriendo al trabajo o a la universidad, no tenemos tiempo de desayunar como se debe. El desayuno es la comida más importante del día: si madrugas, tendrás el tiempo suficiente para preparar y disfrutar de un rico y completo desayuno.

 

Comienzas y terminas mejor el día. Por todas estas razones, te sentirás más completo, con más energía y vitalidad para continuar durante el día. ¡Madrugar vale la pena!

fuente: VivirSalud.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here