Las cesáreas duplican lo que recomienda la OMS

Por Vanesa Kozub

Desde hace mucho tiempo viene aumentando el número de nacimientos por cesáreas, en detrimento de los partos por vías naturales, alcanzando índices que exceden en mucho lo que se recomienda por las autoridades de salud a escala mundial.

El departamento no es ajeno a esto, y las cifras alcanzarían a casi la mitad de los nacimientos en la esfera de la salud privada, mientras que rondan el 30% en la esfera de los efectores públicos. Para establecer una comparación, desde 1985 la OMS considera que la ”tasa ideal” de realización de cesáreas es entre 10% y 15% del total de nacimientos.

Las razones pueden buscarse por muchos lados, que van desde lo económico hasta la comodidad, y también la recomendación. El doctor Norberto Vergani, especialista en Obstetricia y Ginecología de nuestra ciudad, señaló que ”los índices varían de acuerdo a las instituciones, pero siempre es más alto en las instituciones privadas que en las públicas. Esto se debe en parte a la diferente relación que se establece entre médico y paciente, en un efector público a la embarazada la ven distintos médicos, y por ahí al momento de nacer, si la cesárea no es programada su médico no está”.

LEÉR MÁS  Diabetes gestacional: un fenómeno que crece exponencialmente

En las instituciones públicas, además, los servicios tienen guardias permanentes, en cambio en las privadas no hay esa disposición, entonces se programan las cesáreas para hacerse cuando están los médicos. No obstante el profesional sostuvo que ”en esto se debe replantear y dimensionar el gasto que las prácticas le ocasionan al sistema de salud”, señalando que las cesáreas son mucho más costosas que los partos, y también destacó que ”luego de una cesárea la reinserción de la paciente en los diferentes ámbitos, como el laboral, el social y hasta el familiar es más larga y compleja. Cuando es por vías naturales al otro día la mujer se va con su niño a la casa”.

LEÉR MÁS  Diabetes gestacional: un fenómeno que crece exponencialmente

Estos procedimientos suelen llevarse a cabo sin necesidad médica, poniendo a la madre y a los hijos en riesgo. Cuando la tasa de procedimientos se acerca al 10% de la población, el número de muertes de madres y recién nacidos decrece considerablemente; mientras que, cuando la cantidad de cesáreas se acerca al límite superior, no hay pruebas de que los niveles de mortalidad mejoren.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here