Lejos de ser únicamente un factor estético, el sobrepeso pueden conllevar problemas de salud graves que pueden afectar gravemente la calidad de vida

La obesidad es una enfermedad crónica de origen multifactorial que se caracteriza por la acumulación excesiva de grasa en el cuerpo, hasta un punto en que pone en riesgo la salud y la vida.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), una persona padece esta condición cuando su índice de masa corporal (IMC) es igual o superior a los 30 kg/m².

Si bien muchos casos son de origen genético, hormonal y metabólico, la mayoría están relacionados con el sedentarismo y la mala alimentación.

Lo más preocupante es que muchos pacientes ignoran sus efectos en la salud y no son conscientes de todos los problemas a los que están expuestos por no tomar medidas para controlarla.

1. Diabetes tipo 2

La obesidad eleva el riesgo de sufrir diabetes tipo 2, en especial cuando no se toman medidas preventivas en cuanto a la alimentación.

Esta enfermedad está relacionada con el consumo excesivo de carbohidratos y azúcares refinados, los cuales también aumentan la tendencia a acumular grasa.
Producto de esto, el páncreas presenta dificultades para producir la cantidad adecuada de insulina, hormona encargada de regular la glucosa en la sangre.
Por otro lado, las células pueden desarrollar una resistencia a la insulinadebido a la acumulación de glucosa, lo que también conlleva a tener esta enfermedad.

LEÉR MÁS  Cuáles son zapatos más adecuados para los primeros pasos del bebé

2. Colesterol y triglicéridos altos

Es muy común que, al medir los niveles de colesterol y triglicéridos en pacientes obesos, estos estén por encima de lo normal.

Estos lípidos se van acumulando de manera alarmante en las arterias, debido a las dificultades del organismo para descomponer de forma adecuada las grasas.
Cabe mencionar que, además, estos problemas son producto de la mala alimentación que suelen tener muchos pacientes con obesidad.

3. Hipertensión

La presión arterial alta, también conocida como hipertensión, es otro de los riesgos principales que tienen las personas con problemas de peso corporal.

Debido a la acumulación de lípidos en las arterias, se forma una placa que dificulta la circulación de la sangre, aumentando así la tensión.
Esta condición, a su vez, puede afectar la salud renal, cardíaca y cerebral.

LEÉR MÁS  Alimentos que creés que no son saludables pero no es tan así

4. Enfermedades cardiovasculares

Un gran número de pacientes con obesidad tienen ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares relacionados con las dificultades que se producen en el organismo debido a la acumulación de grasa.

La combinación de diabetes con colesterol alto e hipertensión son el gran detonante para padecer, en algún momento, estas patologías crónicas.
Además, dado que también afecta la salud circulatoria, acelera el deterioro cerebral.

5. Hígado graso

El consumo excesivo de bebidas alcohólicas es una de las causas más conocidas del hígado graso.

No obstante, es primordial considerar que hay altas probabilidades de padecerlo cuando se sufre de sobrepeso y obesidad.

Es una enfermedad crónica que se produce por la inflamación del hígadodebido a la acumulación excesiva de grasa en el cuerpo.
Su falta de control provoca insuficiencia hepática, cirrosis y otras enfermedades graves.

6. Enfermedades articulares

Las personas con obesidad tienen altos riesgos de sufrir enfermedades articulares, sin importar la edad o etapa que estén atravesando.

El exceso de peso causa una sobrecarga en las extremidades, sobre todo las inferiores, lo cual aumenta la inflamación y el dolor de las mismas.
A largo plazo, esta situación acelera el desgaste de los cartílagos y ligamentos, derivando en trastornos crónicos como la artritis, artrosis y osteoartritis.

LEÉR MÁS  Cuántas chances hay de sufrir un paro cardíaco durante una relación sexual

7. Cáncer

Por el gran número de desórdenes que produce en el organismo, la obesidad no controlada se ha relacionado con el mayor riesgo de algunos tipos de cánceres.

Algunos de estos incluyen:

Estómago
Colon
Vesícula biliar
Útero
Páncreas
Riñón
Mama
8. Apnea de sueño

La acumulación excesiva de grasa en el cuerpo, sobre todo en el abdomen y alrededor del cuello, está relacionada con el estrechamiento que tienden a sufrir los conductos respiratorios.

Esta situación dificulta la respiración y, a menudo, los pacientes obesos se fatigan con facilidad y tienen apnea de sueño.
La apnea se caracteriza por unos fuertes ronquidos, producto de una mala respiración durante el sueño.
¿Tenés sobrepeso u obesidad? Si es así, o si tienes factores de riesgo, recordá que, independientemente de su causa, la podés combatir antes de que genere complicaciones más graves en tu salud.

Adoptá un estilo de vida saludable, y consultá de forma periódica al médico para recibir otras recomendaciones y tratamientos.

Fuente: Mejor con salud

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here