En concreto tres profesionales del Departamento de Economía de la universidad realizado una serie de experimentos, con más de 700 personas participantes y cuyos resultados se publicarán en la revista especializada ”Journal of Labor Economics”.

Andrew Oswald, Dr Eugenio Proto y Dr Daniel Sgroi, los responsables, hicieron que los participantes cumplieran con diversas tareas laborales. Sin embargo a algunos de los participantes se les mostraba -antes y durante el experimentado- escenas de alguna comedia humorística; o tenían acceso a chocolates, bebidas y frutas en cantidad.

LEÉR MÁS  Qué comer si tenés los triglicéridos elevados

A otros, en cambio, se les recordaba alguna tragedia familiar o situación triste.

En promedio, se logró medir que aquéllos que hacían sus tareas durante un momento en el que se sentían ”felices” eran hasta el 12% más productivos que aquellos que cumplían con los encargos estando ”tristes”.

Según uno de los diseñadores de los experimentos, una las explicaciones posibles a esta diferencia es que los trabajadores que están más felices logran usar su tiempo en forma más efectiva, sin sacrificar la calidad del trabajo que están realizando.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here