En la actualidad ya nos hemos acostumbrado a que convivan cuatro generaciones en una familia y es cada vez más frecuente que los niños puedan conocer a sus bisabuelos. Esto se debe a que la esperanza de vida creció en un gran promedio en los últimos años, llegando a los 75,7 años.

Un informe de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) asegura que en la Argentina la expectativa de vida creció 27 años en menos de un siglo, es decir que hoy es de 75,7 años, mientras que en 1914 era de 48,50 y de 40 en 1905.

Esto se debe a las mejoras en la calidad de vida producidas por las mejoras en la prevención de enfermedades y en sus tratamientos.

Mirta Roses Periago, directora de la Asociación Panamericana de la Salud declaró que ”por primera vez en la historia de la Humanidad cuatro generaciones conviven al mismo tiempo”.

Las estadísticas

En América vivían en el 2006 alrededor de 100 millones de personas mayores de 60 y se espera que para el 2020 esa cantidad se duplique. Se estima que el 68 por ciento de los habitantes de América del Norte y el 50 de América Latina vivirá en este siglo XXI más de 80 años.

LEÉR MÁS  La importancia de la hidratación para una piel saludable

”Los países de la región han sido colectivamente exitosos en hacer más saludable y más próspera a esta parte del mundo en los últimos 110 años”, dijo Periago. Pero aclaró: ”Si bien estas tendencias son sin duda un reflejo de los principales éxitos de la salud pública alcanzados en el último siglo, el envejecimiento acarrea un aumento en las enfermedades crónicas y las discapacidades”.

Los números no son iguales en toda Latinoamérica: mientras que en Argentina el promedio de la esperanza de vida es de 75,7 años, en Chile es de 79,2 y en Bolivia de 66,8, doce años menos. Estos números se relacionan también con la disminución de la mortalidad infantil, que en el último siglo se ha reducido un 52 por ciento.

Ponerle vida a los años

”Voy a seguir atendiendo hasta que empiece a decir boludeces y se den cuenta”, dice el cardiólogo Joel Vigo con una carcajada que a los 82 años lo mantiene tan activo como hace 40 años atrás. Es Maestro de la Medicina y Ciudadano Ilustre de La Plata.

LEÉR MÁS  La importancia de la hidratación para una piel saludable

Ejerce como cardiólogo desde 1957 y no tiene pensado dejar de hacerlo todavía. Aunque como médico ha sido reconocido Vigo tiene otra faceta que lo mantiene siempre con una sonrisa y es su faceta de dibujante humorístico.

IN-: ¿Hay un secreto para vivir más tiempo y sentirse bien?
J.V.-: No creo que exista un secreto, pero tomarse la vida con buen humor es una buena receta. Los que tengan la posibilidad de viajar y disfrutar no deben dejar de hacerlo, eso también es buen remedio.

La primera receta de Joel Vigo a sus pacientes es ”tomátelo con humor”. Y más aún cuando se trata de cuestiones del corazón.
Pincha hasta los huesos hoy las horas del doctor Vigo transcurren entre el consultorio en su casa de Los Hornos y la computadora. ”Esa máquina me tomó el pelo al principio pero hoy la tengo bastante domada”, le cuenta a INFOnews.

Joel Vigo ha publicado sus obras en el libro ”Derechos humanos del hombre y del niño” auspiciado por UNICEF en el 2000 e ilustró poesías del premio Nobel de Literatura Gunter Grass, publicados en la Revista Sirena de EE.UU., en el 2004.

LEÉR MÁS  La importancia de la hidratación para una piel saludable

Hasta la fecha ha realizado 90 exposiciones en La Plata, 9 de Julio, Mar del Plata, Buenos Aires y actualmente en Valencia. Todos los sábados, desde hace 3 años, publica en la revista Tiempos, del diario Hoy de La Plata con un relato y un dibujo.

No perder los sueños y tener siempre proyectos es otro de los objetivos de Vigo. ”Creo que cumplí todos los sueños, pero me gustaría publicar un libro y en eso estoy. En el 2001 vinieron del laboratorio Roche para editarme un libro con 300 dibujos, estaba todo arreglado y llegó el corralito. Me quedó el original, que ahora está en Estados Unidos”.

Por supuesto que el amor de su mujer, sus hijos y sus nietos es otro alimento para su alma. ”Todavía no soy bisabuelo aunque tengo un nieto de 26 y una nieta de 25. No tengo apuro en serlo, total tengo tiempo. ¿No?”, pregunta y se vuelve a reír consciente de que 82 años no son tantos como muchos creen.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here