La fibrilación auricular (FA), la arritmia más frecuente, es responsable de uno de cada cinco ACV, con el agravante de que duplica el riesgo de mortalidad. Para aquellos que sobreviven, el impacto es dramático desde el punto de vista físico y emocional.

 

Una encuesta realizada entre 1.162 adultos de ambos sexos de la ciudad de Buenos Aires arrojó que sólo el 30,2% de las personas reconoció saber cómo tomarse el pulso, maniobra indispensable para alertar una posible arritmia, y un 76% de quienes no lo saben manifestaron interés por aprender.

 

Infobae.com consultó al doctor Jorge González Zuelgaray (MN 47285), presidente de Arrhythmia Alliance Argentina y director del Centro de Arritmias Cardíacas de la Universidad de Buenos Aires (UBA) para conocer los síntomas de la arritmia y llegar tempranamente a su diagnóstico.

 

¿Cómo una persona puede controlarse el pulso en su hogar?

Lo ideal es controlarlo por la mañana al levantarse. Para eso, se debe apoyar el antebrazo y la mano no hábil sobre una superficie lisa con la palma de la mano hacia arriba, y con la mano hábil (utilizando los dedos índice, medio y anular) se busca el canal radial que está ubicado en el extremo del antebrazo (donde nace el pulgar) entre un tendón que es fácilmente palpable y el borde óseo que queda hacia afuera. Sin apretar excesivamente, se percibe la expansión de la onda del pulso con los tres dedos y se debe contar durante 30 segundos y multiplicar ese valor por 2, lo que indica la frecuencia cardíaca.

LEÉR MÁS  Qué comer si tenés los triglicéridos elevados

 

¿Cuáles son los valores de referencia?

En un adulto en reposo se considera normal una frecuencia cardíaca entre 60 y 100 latidos por minuto. Cabe aclarar que la ingestión de estimulantes como el café o las bebidas cola eleva la frecuencia cardíaca, y en los niños la frecuencia es mayor.

 

Por otra parte, siempre hay que considerar la situación de cada individuo ya que en un deportista entrenado es habitual encontrar una frecuencia en reposo por debajo de 60 e inclusive de 50 latidos por minuto.

 

¿Cuándo la arritmia pasa a ser señal de alarma?

Cuando el pulso es totalmente irregular debe consultarse de inmediato y si, aún siendo regular, la frecuencia es menor de 40 o mayor de 120 latidos por minuto, también debe consultarse.

LEÉR MÁS  Cinco impensadas enfermedades provocadas por la contaminación

 

¿Hay niveles “normales” de arritmia?

Existen arritmias benignas, cuyo mejor ejemplo son los latidos anticipados que se conocen como “extrasístoles” y que inclusive pueden provocar sensación de palpitaciones o de falta de algún latido. En general, no son motivo de preocupación aunque todo debe correlacionarse con la situación clínica.

 

¿Qué recaudos deben tomarse antes de comenzar una actividad física?

Está unánimemente aceptado que es necesario acudir a la consulta independientemente de la edad para que el médico recabe acerca de antecedentes familiares y personales de enfermedad y realice un examen físico.

 

Si bien en los Estados Unidos se discute por motivos económicos la utilidad de hacer un electrocardiograma a los deportistas, la experiencia italiana mostró una reducción del 90% en la ocurrencia de muerte súbita en deportistas a partir de la ley del deporte que obliga a registrar un electrocardiograma.

 

Por otra parte, en algunos casos es conveniente incluir un ecocardiograma, método no invasivo que permite detectar la miocardiopatía hipertrófica, enfermedad de transmisión genética que es la causa número uno de muerte súbita en deportistas menores de 35 años.

LEÉR MÁS  Refrescate con estas aguas saborizadas caseras

 

¿Cómo es que la arritmia puede llegar a causar un ACV?

La fibrilación auricular, que es la arritmia más frecuente, afecta al 10% de la población de 80 a 89 años y al 5% de aquellos entre 70 y 79 años. Se caracteriza por una actividad eléctrica caótica y falta de actividad mecánica efectiva en las aurículas.

 

Esto provoca una acumulación de sangre en dichas cavidades, lo que favorece la formación de coágulos que, si se desprenden pueden “embolizar” hacia distintos territorios.

 

Lo grave es que 3 de 4 embolias se dirigen al cerebro.

 

¿Puede prevenirse?

Afortunadamente, la detección de la fibrilación auricular permite adoptar medidas muchas veces efectivas para interrumpir la arritmia. Cuando no es posible eliminarla, la administración de anticoagulantes por vía oral reduce en alrededor del 70% el riesgo de un accidente cerebrovascular (ACV).

 

Cabe destacar que existen muchos pacientes con fibrilación auricular asintomática en quienes la simple medida de controlar su pulso permite detectarla y prevenir estos episodios que causan el 10% de la mortalidad total en el mundo.

Revista Saludable

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here