Julian Assange: “El verdadero negocio de Facebook es vender la información”

Hace justamente un año que Julian Assange, el fundador de Wikileaks, se encuentra refugiado dentro de la embajada de Ecuador en Londres. A punto de cumplir 43 años, el activista mediático asegura que las »comunicaciones están siendo interceptadas por organizaciones de inteligencia militar. Es como tener un tanque en tu dormitorio. Todos estamos bajo una ley marcial en lo que respeta a nuestras comunicaciones: simplemente no podemos ver los tanques, pero están. Es como tener un soldado debajo de la cama».

Confirmando lo que en días pasados se ha dicho con respecto a PRISM, el principal programa de vigilancia que el gobierno estadounidense tiene y que permite el acceso y la extracción de información de uso de la red en el que se recopilan audio, vídeo, fotos, correos electrónicos y búsquedas, entre otras cosas.

Además afirma que »el público no se siente amenazado porque considera que sus comunicaciones privadas no interesan a nadie más que a sus amigos y seguidores, y que la vigilancia está dirigida a «blancos selectivos»». Lo anterior lo asegura diciendo que la táctica más sencilla es hacer creer que se espían a personas específicas –activistas, por ejemplo- sin embargo, el enfoque estratégico es espiar a todos, seamos o no culpables, situación acompañada por el bajo costo de almacenamiento de información. Incluso asevera que la población humana se duplica cada veinticinco años, mientras que la capacidad de vigilancia se duplica cada dieciocho meses.

Assange también comentó que el espionaje no sólo responde al Pentágono, pues está seguro que no sólo el gobierno la utiliza, las empresas también hacen uso de las redes sociales: Google y Facebook los más grandes ejemplos, pues puntualiza que »hemos creído que el cliente de Facebook era el usuario; en realidad no es así, los clientes de Facebook son la publicidad y el gobierno que hacen uso del conocimiento sobre el usuario. Lo que venden Google o Facebook es la información sobre todos nosotros», aseguró.

¿Qué opina de Anonymous?

Antes de terminar la entrevista, Assange también dio una opinión con respecto a la organización internacional Anonymous:

»Es un grupo, casi una corriente que expresa un movimiento cultural al principio y que comenzó a circular información libremente desde hace años. Y con el tiempo, inevitablemente eso los llevó a confrontarse con el FBI y al Departamento de Estado. Me merece todo el respeto. El problema es su anonimato, lo cual constituye su fortaleza y su debilidad. Es fortaleza porque permite actuar sin facilitar la persecución de individuos específicos, pero es una debilidad, y muy significativa, el hecho de que, como su nombre lo indica, sus participantes sean anónimos. Uno nunca sabe quién está detrás de un comunicado; y tampoco sabemos si alguno de sus miembros pueda estar trabajando para el FBI.

Eso neutraliza las posibilidades de trabajar en esa plataforma», finalizó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here