El marido de Chen, de 34 años, descubrió los mensajes amorosos entre ella y un empresario taiwanés, Chuang Shi-chang, con quien, al parecer, nunca llegó a verse en persona. El esposo, armado con una barra metálica, acudió al bar al que acudía el hombre y la emprendió a golpes hasta provocarle una hemorragia cerebral, según publica ChinaPost.

Los mensajes que enfurecieron al marido se correspondían a unos que hablaban de una comida que al parecer compartieron juntos, aunque podía ser únicamente algo vinculado únicamente a la red social.

”¡Quiero McDonald’s! ¿Qué agradable hombre puede llevarme?”, escribió la mujer. ”Estoy llegando a tu casa”, había respondido el empresario ahora fallecido.

Fuente: Ecualink

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here