Ideas, adaptación y desarrollo: las claves de las startups argentinas

El objetivo es crear un emprendimiento distinto y exitoso. Cinco historias de grandes proyectos creados en la red de espacios de coworking más grande de Argentina

Emprender siempre resulta un gran desafío. Desde el momento en que se toma la decisión de lanzar un negocio propio, son incontables la cantidad de aspectos a tener en cuenta para que se efectúe de manera exitosa. Y en este aspecto, emprender en nuestro país resulta especialmente desafiante: la economía no siempre acompaña al desarrollo de la industria y uno de los eslabones que más golpeado se ve en estas circunstancias suele ser el emprendedor.

Sin embargo, a pesar de las circunstancias económicas, Argentina posee muchos intereses culturales y sociales, y es esa misma característica la que abre puertas a grandes ideas que finalmente derivan en emprendimientos novedosos. Saber identificar esas ideas y explotarlas con la creatividad, cintura y capacidad de adaptación propia de los argentinos es una de las claves para lograr crear un emprendimiento distinto y exitoso.

Cuando la situación económica no es la ideal para el desarrollo del negocio, no todas las ideas que surgen llegan a ver la luz. Sin embargo, las ideas que logran pasar el vértigo inicial y los vaivenes propios de emprender, logran llegar a buen puerto. En el último año hubo distintas startups que crecieron de manera significativa. Profetas del emprendedorismo que predican el trabajo independiente en su propia tierra sin importar si llueve o sale el sol.

La Maquinita Co es la red de espacios de coworking más grande de Argentina

Musicono, por ejemplo, es un emprendimiento que nace en el año 2015 con el fin de hacerle llegar música en cualquier formato físico a los amantes de la misma. Surge como una alternativa a los precios elevados de la industria musical, y apuesta a la venta de música en volumen con pequeños márgenes, lo que genera precios razonables. Advirtieron un problema, lo abordaron y fueron recibidos por los consumidores con los brazos abiertos.

Otro ejemplo de startup argentina en crecimiento es Braintly, una Software Boutique dedicada al diseño y desarrollo de plataformas web y aplicaciones móviles. Braintly nació en el 2012 con la idea de involucrarse a fondo en cada proyecto para comprender con profundidad las problemáticas y desafíos que involucran y así encararlos satisfactoriamente. Hoy son un equipo de 20 personas distribuídas a lo largo del país y tienen sede en La Maquinita Co de Vicente López -la red de espacios de coworking más grande de Argentina-. En sus palabras “el hecho de conocer constantemente gente nueva y poder hacer networking es un gran valor agregado a la hora de emprender”.

Anura, otra empresa con sede en La Maquinita Co y creada en el año 2005, desarrolla y brinda servicios de comunicaciones unificadas basadas en la nube, reemplazando soluciones telefónicas complejas y costosas. Vieron una necesidad latente y la abordaron: no se necesita inversión por parte de sus clientes y son ellos mismos quienes les otorgan teléfonos IP en calidad de comodato y sin cláusulas de permanencia . Actualmente son son 40 empleados trabajando desde Argentina y 7 en Perú, y cuentan con más de 1.700 clientes, número que apuntan a duplicar para fin de año. Esto demuestra una vez más que si se encuentra una buena idea que resulta funcional a una necesidad real, el país responde con creces. Jerónimo Serafini, fundador de Anura, cuenta que trabajar en un espacio de coworking como La Maquinita acompaña al crecimiento de su empresa permitiendo hacerlo de manera acelerada sin necesitar preocuparse por la oficina.

Destacados proyectos de emprendedores surgieron en espacios de coworking

Welo, otro proyecto original que surgió en 2015 en La Maquinita, es una herramienta que crea clips de video en tiempo real que pueden compartirse al instante desde la computadora o el teléfono móvil. De esta forma usuarios, editores y publishers pueden generar mayor interacción en redes sociales e incrementar el tráfico online en sus sitios, mientras que los medios de comunicación audiovisuales tienen la posibilidad de ofrecer sus propios contenidos y abrir nuevos canales de marketing y comunicación.

Otra empresa argentina novedosa es Nubimetrics, un emprendimiento de BigData nacido en 2010 que provee información sobre todo lo que sucede en MercadoLibre. Lo que busca es que vendedores y grandes marcas puedan encontrar oportunidades en todas las categorías de compra y venta, permitiéndoles ser más competitivos al conocer a sus competidores y más eficientes a la hora de identificar oportunidades. Actualmente están distribuídos entre una oficina propia en Jujuy y un espacio en La Maquinita Villa Crespo, lo cual según dicen les permite aprender colectivamente, compartir situaciones y multiplicar su capital social ahorrando mucho tiempo de recorrido basado en las experiencias de los demás.

En palabras de Pablo Verdenelli, fundador de Welo: “Estamos camino a achicar cada vez más la brecha, liberándonos de las barreras mentales que nos hacen creer que hay que mudarse a ecosistemas como el de Silicon Valley o el de Israel para poder dar con el producto o servicio”.

Los espacios de coworking son la nueva tendencia de trabajo del futuro

Cada vez son más los argentinos que se animan a dar un paso adelante para emprender llevando una idea novedosa como bandera. Los ejemplos abundan, la industria los apoya y las estadísticas los avalan. Las ideas argentinas, una vez más, demuestran que su valor no conoce límites.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here