El endocrinólogo Alfredo Halpern, profesor titular de la Facultad de Medicina de la Universidad de São Paulo, junto con el fisiólogo del ejercicio Paulo Roberto Correia, coordinador del laboratorio de Neurofisiología y Ejercicio de la Universidad Federal de São Paulo, indican que el peso depende del momento en el que subamos a la báscula y puede variar a lo largo del día.

Según ambos investigadores, existen varios factores que pueden alterar el peso:

– Ayuno prolongado: dejar de ingerir alimentos por más de 6 horas, ocasionará una variación en el peso corporal
– El almuerzo o la cena: excederse o limitarse en la cantidad de alimentos ingeridos, puede alterar el peso
– El período menstrual: una semana antes y durante la menstruación, el cuerpo femenino retiene agua y grasa; por eso hay inflamación y un aparente aumento de peso
– Medicamentos que causan retención de líquidos: por ejemplo, los antiinflamatorios causan retención de líquidos y los diuréticos tienen el efecto contrario

LEÉR MÁS  Várices: tratamiento de avanzada

Existen otros componentes que también afectan el peso corporal en menor o mayor proporción:

– La masa ósea y visceral (tienen peso más estable) varían muy poco
– La masa muscular (varía en base a la alimentación y al ejercicio)
– Las reservas de glucógeno en hígado y músculos (afectado por dietas bajas en carbohidratos)
– La grasa que aunque no varía tanto, sólo se reduce en el cuerpo haciendo una dieta adecuada

A parte de los cambios causados ??por diferentes momentos del día, el peso puede variar por razones distintas:

– Clima: cuando hace calor se retienen más líquidos, lo cual genera un aparente aumento de peso
– Actividad física: cuando haces ejercicio tu músculo incrementa, por lo que tu peso total aumenta o se mantenga igual… esto te hace ver como si no se estuvieras perdiendo peso, o incluso, lo aumentaras. También el grado de deshidratación por el ejercicio cuenta en la báscula
– Estreñimiento: todo lo comas o bebas, pesa hasta que esté eliminado. En casos de estreñimiento podrías tener la impresión que has engordado, pero no es porque aumentaste grasa
– Diarrea y vómito: causan importantes pérdidas de líquidos en el cuerpo y afectan al peso.
– Tipo de báscula: lo ideal es pesarse en una báscula profesional que te de valores por separado del porcentaje de grasa, víscera, músculo y agua
– Desequilibrio del balance energético: cuando tu consumo calórico es mayor a la energía que gastas por día, tendrás un excedente de peso. Este problema se da más en personas sedentarias
– Dieta inadecuada: basada en malos hábitos alimenticios que no incluyen fibra
– Estrés, fatiga y embarazo: que muchas veces ocasionan cambios de peso durante el día

LEÉR MÁS  Razones para bajar de peso: advierten sobre enfermedades asociadas al sobrepeso y la obesidad

La estrategia es pesarse dos veces a la semana por la mañana, después de ir al baño y sin ropa. También recomiendan evitar perder el control los fines de semana, que es donde la gente suele salir de su rutina y come más, aseguran Halpern y Correia. Debemos tomar en cuenta que una variante en el peso corporal, no quiere decir que tuvimos un incremento en el porcentaje de grasa corporal necesariamente. Debido a estas interferencias, advierten no pesarse diario para no crear esperanzas ficticias y decepciones ante el peso.

LEÉR MÁS  Razones para bajar de peso: advierten sobre enfermedades asociadas al sobrepeso y la obesidad

Fuente: g1.globo.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here