Estudio revela que la mayoría de las bebidas cola vulneran el código sanitario.

El dirigente de Odecu precisó que el análisis se realizó a marcas internacionales y chilenas, en sus distintas categorías: normal, liviana y sin azúcar, en un país que según la Asociación Nacional de Bebidas Refrescantes (ANBER), Chile bebe mil billones de litros al año.

En esa línea, Larenas calificó al código sanitario de ”permisivo”, entendiendo que el país tiene niveles impactantes en obesidad adulta e infantil.

En ese contexto, el dirigente social señaló que ”De las doce analizadas sólo ocho cumplen con el reglamento y las otras no. El llamado a los consumidores es que miren, comparen una bebida con otra y que en la etiqueta tiene que respetarse exactamente el contenido y respetarse el reglamento sanitario. Lo que también uno exige es que el reglamento sanitario no sea tan permisivo como ahora y permita determinar límites de sodio, de calorías y dulcurantes que en definitiva hacen una bomba calórica”.

A la presentación del estudio, acudió el médico nutriólogo y presidente de la Alianza Global contra la Obesidad, Jaime García, quien explicó en detalle los resultados comparativos, sobre composición, calidad nutricional y seguridad de las bebidas de fantasía del tipo cola.

García recalcó que las consecuencias de la ingesta de dichos productos, aumenta las posibilidades de sufrir enfermedades cardiacas o de diabetes.

En esa línea, el médico nutricionista indicó que ”hay un rotulado que no se cumple por varios productos cola y por otro lado también pudimos apreciar este tipo de bebidas por su efecto corrosivo, por la acidez que tiene provoca un daño al esmalte dental que es irreversible y que no sale incorporado dentro de las advertencias, puede tener un efecto adictivo en los niños junto con generar obesidad y pre diabetes. Hacer un llamado también, por ejemplo me parece poco ético que la revista del INTA o la revista de la Sociedad de Pediatría tengan publicidad de CoCa – Cola”.

El estudio está disponible a través de la Organización de Consumidores y Usuarios de Chile (Odecu) y la Alianza Global contra la Obesidad, quienes advirtieron a las autoridades de Salud tomar en cuenta las evidencias y aconsejaron a modificar el código sanitario y nutricional vigente. (Radio UChile)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here