El profesor Mel Greaves, del Instituto de Investigación del Cáncer de Londres, realizó una exhaustiva investigación sobre la leucemia linfoblástica aguda y arribó a importantes conclusiones.

En un gran hallazgo para la ciencia, un grupo de científicos descubrió la probable causa de la leucemia infantil, el tipo de cáncer más común en los niños. En el análisis revelan también que la enfermedad puede prevenirse.

El profesor Mel Greaves, del Instituto de Investigación del Cáncer de Londres, realizó una exhaustiva investigación sobre la leucemia linfoblástica aguda (LLA), concluyendo que la enfermedad es causada por un proceso en dos pasos de mutación genética y exposición a la infección.

El informe, publicado en la página oficial del El Instituto de Investigación del Cáncer, precisa también que la enfermedad puede prevenirse con tratamientos para estimular o “preparar” el sistema inmune en la infancia.

Sobre los dos pasos que explica el análisis, el primero hace referencia a una mutación genética que ocurre antes del nacimiento, en el feto, lo que predispone a los niños a la leucemia. Sólo el 1 por ciento de quienes nacen con este cambio genético terminan por desarrollar la enfermedad.

LEÉR MÁS  Un camino hacia la detección temprana de la pérdida de memoria

El segundo paso, en tanto, aseguran que es crucial. En este, la enfermedad se desencadena años más tarde, durante la infancia, por la exposición a una o más infecciones comunes. El informe explica que principalmente ocurre en niños que tuvieron una infancia “limpia” en el primer año de vida, sin mucha interacción con otros bebés o niños mayores.

Se puede prevenir

En su investigación, el profesor Greaves sugiere que la leucemia infantil, en común con la diabetes tipo I, otras enfermedades autoinmunes y alergias, podría prevenirse si el sistema inmune de un niño está apropiadamente “preparado” en el primer año de vida, y de esta forma evitar el trauma y consecuencias de la quimioterapia.

“Los estudios de población han encontrado que la exposición temprana a la infección en la infancia, como la asistencia a la guardería y la lactancia, puede proteger contra la ALL, muy probablemente al preparar el sistema inmunitario. Esto sugiere que la LLA infantil puede prevenirse”, detalla el informe.

LEÉR MÁS  Un camino hacia la detección temprana de la pérdida de memoria

Greaves hizo dos advertencias: por un lado, aunque los patrones de exposición a infecciones comunes parecen ser críticos, el riesgo de leucemia infantil, al igual que el de los cánceres más comunes, también está influenciado por la susceptibilidad genética heredada y la posibilidad.

Por otra parte, la infección como causa se aplica específicamente a la LLA. En cuanto a otros tipos más raros, como la leucemia infantil y la leucemia mieloide aguda, probablemente tengan diferentes mecanismos causales.

Se curan alrededor del 90 por ciento de los casos

“He pasado más de 40 años investigando la leucemia infantil, y durante ese tiempo ha habido un gran avance en nuestra comprensión de su biología y su tratamiento, por lo que hoy en día se curan alrededor del 90 por ciento de los casos”, aseguró el profesor Greaves.

LEÉR MÁS  Un camino hacia la detección temprana de la pérdida de memoria

“La investigación sugiere fuertemente que ALL tiene una causa biológica clara, y es desencadenada por una variedad de infecciones en niños predispuestos cuyo sistema inmune no ha sido preparado adecuadamente”, sostuvo.

“También elimina algunos mitos persistentes sobre las causas de la leucemia, como las afirmaciones dañinas pero sin fundamento de que la enfermedad es causada comúnmente por la exposición a ondas electromagnéticas o contaminación”, continuó.

“Espero que esta investigación tenga un impacto real en las vidas de los niños. La implicación más importante es que la mayoría de los casos de leucemia infantil pueden prevenirse. Se podría hacer de la misma manera que actualmente se está considerando para enfermedades autoinmunes o alergias, quizás con intervenciones simples y seguras para exponer a los bebés a una variedad de ‘errores’ comunes e inofensivos”, cerró el profesor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here