Esta costumbre tiene sus riesgos y diferentes especialistas lo explican

Besar a los bebés en la boca puede ser un gesto tierno pero también se debe tener en cuenta una cuestión: las enfermedades.

Según Claudia Jiménez Chacón, psicóloga de la Asociación Afecto, “puede ser una manifestación normal de afecto que se da de padres a hijos. Sin embargo, la recomendación desde la parte médica es que no se haga, ya que el adulto puede transmitir una infección a su primogénito”.

Lo mismo opina Sandra Beltrán, infectóloga pediatra de la Asociación Colombiana de Infectología, quien asegura que “los besos en la boca son transmisores de enfermedades”. Algunas de estas son los megalovirus, es decir, patologías virales que se contagian a través de la saliva, al saludar de mano a otra persona e incluso al estornudar en el antebrazo.

LEÉR MÁS  Acné en la espalda: cinco causas y sus soluciones

La más común y recurrente es la enfermedad del beso, que pertenece a la familia del herpes (más conocido como “fuegos” o “sapos” en los labios), se traspasa a través de besos, beber del mismo vaso o botella, compartir alimentos. Los síntomas son fiebre y ganglios linfáticos inflamados. Incluso náuseas y vómito, así como fatiga extrema y apatía.

Por eso, es recomendable que una vez los padres sientan que algo no anda bien en su cuerpo (presenten cualquier cuadro viral), eviten dar besos en la boca a sus hijos y empleen tapabocas. Además, hacer un exhaustivo lavado de manos, no soplar los alimentos de los infantes y menos dar su cepillo de dientes a los niños.

LEÉR MÁS  Qué problemas genera la falta de hidratación en el embarazo

Algunas personas, especialmente las madres, al iniciar la alimentación complementaria mastican los alimentos en su boca y dan trozos a sus hijos. Esto no debe hacerse por ningún motivo. Se usará una licuadora o exprimidora, ya que especialmente en esta edad, los bebés están más expuestos a contraer enfermedades respiratorias.

Ahora bien, Francisco Hernández, odontólogo especialista en odontopediatría egresado de la Universidad Javeriana, afirma que las caries también son una enfermedad transmisible producida por las bacterias que vienen de la boca de los seres humanos, “estos microorganismos que afectan los dientes son transmitidos inicialmente de la madre al bebé, desde que comienza el proceso de dentición”.

LEÉR MÁS  Signos de que estás sufriendo de acoso sexual

Por su parte, José Francisco Cepeda, psiquiatra del Instituto de Ortopedia Infantil Roosevelt, afirma que los besos en la boca “son un tema cultural que no tiene mayor inconveniente hasta que el infante cumple 3 años”. De allí en adelante, es importante distinguir el trato entre adultos y de los padres hacia los hijos, ya que es un cariño diferente y no se puede poner en el mismo terreno porque son relaciones de diferente tipo.

Según la doctora Claudia Jiménez, si se mantienen los besos, es importante hablar con los niños sobre los límites de la corporalidad y relaciones con otras personas.

Fuente: ABC del bebé

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here