Un médico francés llamado Jean-Denis Rouillon, estudio durante 15 años a 330 mujeres jóvenes, de entre 18 y 35 años instaló la polémica sobre si las mujeres deben o no usar corpiños.

Según pudo determinar, utilizar esta prenda es dañino porque neutraliza la sujeción muscular, produce dolores de espalda y no mantiene los pechos erguidos como se estila a creer.

La investigación, publicada por The New York Times reveló que las mujeres que portaban corpiños tenían sus mamas más caídas, aproximadamente unos 7 milímetros, que las que no lo hacían.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here