Habrás oído hablar de los estrógenos hasta la saciedad, pero es probable que no tengas demasiado claro qué es lo que son. Pues bien, no son más que hormonas sexuales femeninas que en su mayoría son producidas por los ovarios.

“Estas hormonas son clave durante el proceso de gestación, ya que permiten estimular el crecimiento del útero para que éste pueda adaptarse al progreso del feto. El estrógeno induce la reproducción celular de algunos órganos. Por este motivo, a las mujeres les aumenta el pecho y se genera la producción de leche materna. Además, aumenta el flujo sanguíneo, mediante el cual el bebé recibe los nutrientes necesarios para crecer de forma sana”, aclara el doctor Gabriel Cano.

LEÉR MÁS  Cáncer de próstata: estos son los síntomas más comunes

Los estrógenos resultan muy importantes y existe una gran cantidad de funciones relacionadas con estas hormonas. Por ejemplo, ayudan a ablandar los músculos del abdomen y las paredes de la vagina para que cuando llegue el momento de dar a luz, el niño no tenga ningún problema para atravesar el canal del parto.

La hormona más importante del embarazo

Los estrógenos actúan al mismo tiempo que los gestágenos, un tipo de hormonas que tienen efectos muy similares a los de la progesterona. Los gestágenos provocan cambios madurativos en diferentes órganos de la madre durante su embarazo.

LEÉR MÁS  Dieta sin azúcar: ocho tips a tener en cuenta

Una vez transcurrido el alumbramiento, otra hormona, la oxitocina, será la encargada de producir la leche materna a través de la glándula mamaria que, como decíamos, aumentó su tamaño durante el embarazo gracias a la acción de los estrógenos.

“Cada una de las hormonas del embarazo se encarga de estimular o regular una serie de procesos básicos para el funcionamiento del organismo. Son la garantía de que todo está funcionando correctamente y según lo previsto, desde el momento en que la mujer conoce la noticia de que está embarazada”, asegura el Doctor Cano.

LEÉR MÁS  ¿Estás usando bien el microondas? Comprobalo con estos diez ítems

Durante todo el proceso del embarazo se adquieren concentraciones muy elevadas de hormonas, hasta tal punto que hacia el momento del parto, la concentración sanguínea de estrógenos puede alcanzar 1.000 veces el valor habitual de mujeres no gestantes.

Por este motivo, las mujeres que se quedan embarazadas sufren tantos cambios de tipo físico y psicológico como los cambios de humor, o la especial sensibilidad con la que pasan esta etapa de la vida.

Sólo es necesario tener paciencia y ser conscientes de que es un estado pasajero, todo volverá a la normalidad.

fuente: Hola.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here