La práctica del exorcismo se actualiza de la mano de la tecnología moderna. El reverendo Bob Larson realizó más de 20 mil exorcismos en Scottsdale, Arizona, en las últimas cuatro décadas, tal como cuenta el diario The Huffington Post.

Aunque parezca una película de ciencia ficción y terror al mismo tiempo, aquellas personas que quieran ”expulsar de su cuerpo al demonio” pueden conectarse con Larson vía Internet y, por la suma de 295 dólares, el hombre hace su trabajo a través de Skype durante una hora. Además, en Estados Unidos se considera una donación deducible de impuestos para el Programa de Misiones Internacionales.

La facilidad de conexión hace que el reverendo reciba contactos de personas ‘poseídas’ de todo el mundo. Así, uno de sus más recientes clientes fue un hombre noruego llamado David. ”En términos simples, un exorcismo es el proceso de expulsión de un espíritu malo de un individuo que, de alguna manera, fue invadido y demonizado por ese ser, el envío de vuelta al infierno y la liberación de la persona”, explicó Larson.

No obstante, también han surgido voces que rechazan la práctica de los exorcismos on line. ”Si una persona está completamente poseída, el demonio dentro de ella no los dejaría sentarse enfrente de un ordenador mientras son exorcizados”, dijo el reverendo Isaac Kramer, director de la Asociación Internacional de Exorcistas. ”Muy probablemente, tirarían la pantalla al otro lado de la habitación y destrozaría todo”, agregó.

ElComercio.es

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here