La experiencia de ver un bebé por primera vez en el útero en la ecografía, mediante ultrasonido, es uno de los momentos más esperados durante los 9 meses que dura el embarazo. Los padres detectan sus primeros rasgos físicos y movimientos, aunque las imágenes llegan en forma difusa. La experiencia no termina de ser completa, aunque esa percepción deficiente puede cambiar a partir de un nuevo avance científico.
Una tecnología de escaneo permite a los padres tener un acercamiento más auténtico con sus hijos a través de la realidad virtual tridimensional. La técnica funciona con la fusión de imágenes de ultrasonido con resonancia magnética (MRI). Proporciona segmentos del feto con el objetivo de construir un modelo 3D, capaz de trasladarse a la vida mediante la utilización de un auricular de realidad virtual.
Aunque el beneficio de la innovadora herramienta no sería solamente obtener una mirada más cercana al bebé: además, la tecnología permitiría ayudar a los médicos a detectar mucho antes algún problema congénito del feto, ya que también se puede ver la estructura interna de sus órganos vitales.
Los especialistas destacaron la importancia de la detección temprana de problemas en las vías respiratorias. En caso de que las mismas estén cerradas y bloqueadas antes del nacimiento, si se percibiera una masa anormal en el tracto respiratorio, los médicos podrían prever una cirugía para remediar esa obstrucción ni bien naciera el bebé.
”Creemos que estas imágenes traerán una nueva experiencia para los padres cuando sigan el desarrollo de su hijo nonato”, sostuvo el doctor Heron Werner Jr, de la Clínica de Diagnóstico por Imagen, en Río de Janeiro. ”Los modelos fetales en 3D combinados con tecnologías de inmersión en realidad virtual pueden mejorar nuestra comprensión de las características anatómicas y pueden usarse con propósitos educativos”.
Por primera vez se utilizan las dos técnicas combinadas -tanto la resonancia magnética como el ultrasonido-. Las imágenes de los modelos demostraron una enorme similitud con respecto al bebé una vez nacido. ”La experiencia con Oculus Rift fue maravillosa. Proporciona imágenes fetales que son más nítidas y claras que las imágenes de ultrasonido y MRI vistas en una pantalla tradicional”, comentó Werner.
Hasta el momento, la técnica sólo se probó en una clínica de Río de Janeiro, donde se demostró que algunos fetos registraban anomalías internas que requerían cirugía post-natal inmediata. Ahora el equipo de científicos planea lanzar la tecnología en todo el mundo, aunque se especula que su implementación podría ser muy costosa.
LEÉR MÁS  Diez tips para que el maquillaje te dure en verano

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here