El controversial descubrimiento sobre el té que enfureció a los británicos

Se trata de una polémica investigación que destruye la forma tradicional de preparar una infusión. Cuál es la fórmula para una taza de té perfecta según la ciencia

Aunque la tarea de preparar una taza de té puede parecer de una simpleza supina, existen rituales de regiones enteras y tradiciones culturales milenarias que fueron creados con el sólo fin de hacerlo a la perfección. El tipo correcto de tetera, la cantidad específica de tiempo en que la infusión debe asentarse y demás cuestiones completan el proceso de una ceremonia recurrente. Incluso los británicos -fieles y adoradores de la famosa bebida- insisten en que debe usarse agua recién hervida, jamás calentada por un microondas.

Pero ese último factor está siendo cuestionado por Quan Vuong, de la Escuela de Ciencias Ambientales y de la Vida de la Universidad de Newcastle en la Costa Central de Nueva Gales del Sur, Australia. Él descubrió a través de su investigación que preparar té en el microondas no es solamente la manera más sana de hacer té, sino que además se consigue el mejor sabor también. Emma Beckett, también de la Universidad de Newcastle, explicó la investigación de Vuong en una entrevista radial.

Para Vuong, la calidad de la preparación se basa en encontrar la mejor forma de activar los compuestos bioactivos del té: la cafeína, el aminoácido teanina y los polifenoles. Al parecer, las maneras tradicionales de hacer té no extraen lo suficiente esos compuestos tan deseados y saludables.

Mucha gente sumerge una bolsa de té en agua caliente durante 30 segundos y ya. Pero Vuong descubrió que ese método sólo extrae el 10 por ciento de los beneficios del té. Siguiendo las instrucciones de los fabricantes de té en los envases, Vuong observó que sólo se extraía el 60 por ciento de los compuestos beneficiosos.

Según una investigación científica, preparar té en el microondas es la manera más sana y deliciosa de hacer té
Para lograr extraer todos los compuestos perfectamente, el investigador descubrió que hay que preparar el té durante 20 minutos a 80 grados. Pero por desgracia, eso no es práctico.

Por lo tanto, Vuong se propuso una manera diferente de lograr una taza de té con buen sabor, con un método práctico, que también resuelva la extracción de los compuestos buenos. Y lo encontró en el microoondas.

Según Vuong, así se prepara la taza de té ideal:

– Poner agua caliente en la taza con su bolsita de té
– Calentar en el microondas durante 30 segundos a potencia media
– Dejarlo reposar por un minuto

Este método dio como resultado una taza deliciosa que logró extraer aproximadamente el 80 por ciento de los compuestos buenos. El microondas no sólo calienta el agua correctamente, sino que además también ayuda a extraer los beneficios. El experto afirma que este método resulta en una taza potente de té, que funciona igual de bien para variedades de té negro como de té verde.

“Mi objetivo es, y siempre será, encontrarle más valor a los alimentos naturales”, dijo Vuong. Sin embargo, su descubrimiento no pasó desapercibido. Rápidamente, cientos de británicos y fanáticos del té en países como Australia (país donde se produjo la investigación, muy influenciado por la cultura británica) salieron a atacar al científico en las redes sociales y a reivindicar su pasión por tomar un té servido directamente desde la tetera, con agua fresca recien hervida.

Rob Harris, por ejemplo, un periodista de política en el Herald Sun en Melbourne, Australia, que se define en su cuenta de Twitter como “tea lover” (amante del té) criticó el descubrimiento: “Esto está mal. Prohiban esta inmundicia”. Cuestión de gustos. Y de ciencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here