Recientemente salido al mercado, este simulador de pacientes neonatales es el más avanzado del mundo y hay pocos ejemplares operativos en el mundo. Uno de ellos se encuentra en Buenos Aires

Un bebé robot que respira, llora y hasta sangra se encuentra disponible para que los estudiantes de medicina practiquen.

Recientemente salido al mercado, este simulador de pacientes neonatales es el más avanzado del mundo y hay pocos ejemplares operativos en el mundo, aunque uno de ellos se encuentra en Argentina. ¿Dónde? En el centro de simulación de alta fidelidad de la Asociación de Anestesia, Analgesia y Reanimación de Buenos Aires (AAARBA).

LEÉR MÁS  Qué es la anoxia y cuáles son sus causas

Este aparato es capaz de recrear cualquier emergencia médica neonatal, desde problemas respiratorios, paro cardíaco, ictericia e incluso convulsiones.

De un realismo que sorprende, está diseñado para mover piernas, brazos y el pecho, emitir sonidos y llevar a cabo expresiones faciales, todo un lenguaje que los futuros médicos deben conocer muy bien.

“La simulación es mejor porque podemos generar un ambiente totalmente seguro sin exponer a un paciente en la etapa de formación de un futuro especialista”, indicó Daniel Marcelo Campos, secretario científico de la AAARBA, a Conbienestar.

LEÉR MÁS  Paruresis, el miedo a hacer pis en un baño público

Y amplió: “Como reproduce con altísima fidelidad los parámetros físicos y patológicos de un recién nacido utilizamos esta tecnología para entrenar a futuros anestesiólogos o aquellos ya especializados que necesitan refrescar o reaprender algunas habilidades”.

Entre otras acciones, este aparato permite realizar al bebé la intubación endotraqueal, colocarlo a un ventilador mecánico, aprender el seteo de un ventilador mecánico para un recién nacido y hacer toma de gases en sangre, entre muchas otras opciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here