El porcentaje promedio de exceso de peso en el país trepó del 14,6% en 2005 al 18% en 2009 y ahora ya corre por sobre los 20 puntos porcentuales.

Las provincias que tienen los índices más levados son Santa Cruz y Tierra del Fuego en donde hay una prevalencia de exceso de peso del 58,6% en su población, y el 21,2% padece obesidad.

En tanto, Santa Fe es una provincia que preocupa porque empieza a consolidarse como un territorio crítico. Allí, el 32% de la franja que va de 5 a 19 años presenta sobrepeso, mientras que entre los menores de 5 años un 24% está en riesgo de obesidad, el 8 % tiene sobrepeso y el 3% es obeso.

Otro dato importante es que creció la inactividad física en el país. Trepó del 46,2% al 54,9%, mientras que descendió la ingesta diaria de frutas y verduras, que cayó entre uno y tres puntos porcentuales en un lustro.

”No somos excepción en una región en la que crece esta pandemia. Brasil, Paraguay, EEUU y Australia también lo sufren con un crecimiento asombroso”, destacó el doctor Máximo Ravenna y recordó que ”2,6 millones de personas mueren cada año como producto de estos trastornos en todo el planeta”.

”Cambiaron los esquemas físicos y sociales que hacen que en el mundo y en la Argentina esté creciendo la obesidad”, definió el especialista, y agregó que ”los índices que marcan un crecimiento en el sedentarismo se deben, entre otros conceptos, al aumento del parque automotor, a la aparición de nuevas tecnologías como internet y los videojuegos, lo que hace que se esté más tiempo sentado frente a la PC y a la televisión que haciendo actividades que incluyen movimiento y desgaste de calorías”.

En el país, la obesidad prevalece en mujeres adultas de mediana edad, entre los 50 y 64 años (27,3 %), y se reparte con altibajos en el resto de franjas etarias y entre los varones. Para el especialista, ”las causas se corresponden con lo genético, el entorno, la vulnerabilidad emocional, la dificultad para superar depresiones y estrés, los recurrentes comportamientos adictivos, los alimentos adictivos, la falta de actividad física, etc.”

Ante esto, el también miembro adherente de la Sociedad Argentina de Obesidad y Trastornos Alimentarios (Saota) recomendó a quienes sufren esta enfermedad reconocer el problema y ”tratarse inmediatamente para cortar con los malos hábitos y empezar a educarse en el marco de la alimentación saludable”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here