Por ejemplo, la inactividad física se ha vuelto un problema de salud a nivel mundial, y aunque cada vez son más las personas que modifican su estilo de vida para mantenerse saludables; es claro el terreno ganado por el sedentarismo y los deficientes hábitos alimenticios, que coadyuvan a la aparición de enfermedades crónicas tales como la obesidad, la diabetes mellitus, el cancer, la hipertensión y el estrés entre otras.

Sin embargo, actualmente, hay una tendencia para que los profesionales de la salud usen el ejercicio como una alternativa funcional para el tratamiento de la gran variedad de enfermedades que padece la población humana… una iniciativa impulsada por el ACSM (American College of Sports Medicine), conocido con el nombre de Exercise is Medicine™ (ACSM, 2008; Durstine, Peel, LaMonte, Keteyian, Fletcher, & Moore, 2009, pp. 21-30; Moore, Roberts, & Durstine, 2009, p.4; Jonas & Phillips, 2009), el cual representa una iniciativa transdisciplinaria dirigida a fomentar la actividad física y el ejercicio en un ámbito clínico… una de las finalidades de Exercise is Medicine™ es que parte de la tarea profesional de los médicos, es integrar a la actividad física y al ejercicio físico dentro de las posibles maneras para tratar las enfermedades crónicas, infecto-contagiosas, los problemas mentales y otras patologías.

LEÉR MÁS  La importancia de la hidratación para una piel saludable

Lo anterior ha hecho que los científicos trabajen incansablemente para demostrar todos los beneficios que puede aportar el ejercicio a la salud, de tal manera que lo comparan con medicamentos actuales. Esto lo demuestran varios estudios recientes como los que a continuación se mencionan.

Realizar continuamente ejercicio físico (caminar, rutinas aeróbicas, entrenamiento con pesas y otros) ha demostrado ser tan eficaz como muchos de los medicamentos prescritos con frecuencia en el tratamiento de algunas de las cuatro principales causas de muerte (enfermedad del corazón, insuficiencia cardíaca crónica, accidente cerebrovascular o diabetes), según el estudio, el cual fue publicado en octubre del 2013 en la revista BMJ.

LEÉR MÁS  La importancia de la hidratación para una piel saludable

Los resultados mostraron consistentemente que los medicamentos y el ejercicio producen casi exactamente los mismos resultados. Las personas con estas enfermedades que se ejercitaron y no utilizaron las drogas que comúnmente se les receta, tenían el mismo riesgo de morir o sobrevivir que los pacientes medicados. No obstante, sólo en la insuficiencia cardíaca crónica fueron los medicamentos notablemente más efectivos que el ejercicio.

LEÉR MÁS  La importancia de la hidratación para una piel saludable

En tanto, en otro valioso estudio publicado por científicos de la Universidad de Bath en Inglaterra en The Journal of Physiology, se demuestra que hacer ejercicio de forma regular debe eliminar o disminuir muchos de los efectos perjudiciales causados por comer en exceso; es decir, al parecer el ejercicio diario cancela completamente muchos de los cambios ocasionados por la sobrealimentación y la disminución de la actividad, afirma Dylan Thompson, profesor de ciencias de la salud en la Universidad de Bath y autor principal del estudio.

No cabe duda que algunas de las enfermedades crónicas originadas por el sedentarismo, realmente se pueden prevenir llevando un régimen regular de ejercicios y/o actividad física, la verdad, solo es cuestión de proponérselo y tomar acción.

YahooAr

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here