1.- Deja de lado la comida basura

La acumulación de azúcares refinados, grasas saturadas y sustancias sintéticas de la llamada comida basura es una de las principales causas junto con el sedentarismo de una de las características más preocupantes de la salud occidental: La obesidad mórbida.

Numerosos estudios aseguran que este transtorno alimenticio motivado en gran parte por nuestros hábitos actuales puede acortar la vida entre 8 y 12 años. Como prueba de esto en el año 2004 el cineasta Morgan Spurlock presentó su documental ‘Super Size Me’ en el cual relataba 30 días en los que tan solo se alimentó de comida basura. Como resultado, Spurlock acabó su reto con 11 kilos más y graves daños en el hígado así como disfunción sexual. En definitiva, si la comida ‘basura’ se llama así será por algo.

2.- Trabajar de noche tampoco ayuda demasiado

Ir en contra del sol puede acarrearnos serios problemas. Varios expertos del Instituto Dexeus de Barcelona han explicado en sus estudios que los trabajadores del turno de noche pierden cinco años de vida por cada quince de jornada laboral.

Insomnio, irritabilidad, angustia, depresión, o trastornos digestivos son algunas dolencias que pueden parecer personas que trabajen muchos años de noche. Un turno que por cierto, está prohibido en los países nórdicos, y en el que se producen los accidentes laborales más graves, un ejemplo puede ser el accidente nuclear de Chernobil o el del petrolero Exxon Valdez.

LEÉR MÁS  Cómo darte cuenta si estás en una relación violenta

3.- A cierta edad resulta mejor sentar la cabeza

La Universidad de Warnick, en Inglaterra, siguió durante varios años a 10.000 hombres solteros de más de 40 años… de los cuales murieron 600. Este es solo uno de los estudios que apoya la idea de que la soltería también recorta la vida de las personas, en especial en el sexo masculino. Malos hábitos y una vida más desordenada parecen ser las causas principales.

4.- Las mujeres ya no son tan longevas

En la actualidad las mujeres viven 7 años más que los hombres de media. Una distancia que se prevé que disminuya a 5 en las próximas dos décadas según datos de la Unión Europea. Las mujeres se han lanzado al trabajo fuera de casa sin que se haya solucionado el reparto de la carga laboral dentro del hogar, este sobreesfuerzo, sumado con el aumento de consumo de tabaco dentro del género femenino, provoca el retroceso de su esperanza de vida.

5.- Tómate la vida con calma

El estrés y la angustia de disponer de muchas comodidades pero no de tiempo para disfrutarlas también es un condicionante importante de nuestra calidad de vida y su duración. El estrés destruye las defensas del organismo, esa fue la conclusión que extrajo el tratado del II Encuentro Científico de Investigación en Inmunología, celebrado en la Real Academia de Medicina de Madrid el pasado mes de abril.

LEÉR MÁS  Mitos y verdades sobre el bronceado

6.- Pasar mucho tiempo sentado acorta la vida

No se trata solo del sedentarismo y sus contraindicaciones, las más de 9 horas que pasan de media sentados los oficinistas aumentan en un 20% las opciones de muerte prematura en los hombres, un porcentaje que asciende hasta el 40% en el caso de las mujeres, según los especialistas del sitio web estadounidense Medical Billing and Coding.

7.- El estilo de vida homosexual reduce más la vida que fumar

Los doctores Paul y Kirk Cameron publicaron un estudio en el que aseguraban que la ”forma de vida homosexual” puede llegar a reducir nuestra vida hasta en 24 años. En Dinamarca, el país con mayor historia en cuanto al matrimonio homosexual, entre 1990 y 2002, los hombres heterosexuales casados morían a la edad promedio de 74 años, mientras que los homosexuales varones casados lo hicieron a una edad media de 51 años.

8.- El ruido puede provocar ataques cardíacos

LEÉR MÁS  Cinco señales de que estás haciendo mal ejercicio

Los ruidos intermitentes son la causa de la falta de descanso en las grandes ciudades, ya que producen microdespertares que hacen que la persona deje de dormir profundamente. Un mal sueño continuado puede aumentar notablemente el riesgo de sufrir un infarto o hipertensión.

9.- Los traumas infantiles pueden no dejarnos llegar a viejos

Un estudio realizado por la Universidad de California y el San Francisco Medical Center asegura que los traumas infantiles severos pueden causar una mayor precocidad en la muerte de las personas.
El estudio reveló que los pacientes que habían sufrido traumas infantiles tenían marcadores biológicos, los telómeros, que les predisponían a mayores riesgos de mutación y daño celular relacionados con enfermedades como el cáncer o las enfermedades cardiovasculares.

10.- Y los grandes clásicos

Fumar, beber en exceso, abusar de bebidas estimulantes, una mala alimentación, el descanso fragmentado, la falta de rutina. Todas esas cosas que estamos cansados de oír pero que pueden llegar a acortar una gran parte de nuestra vida.

Como ejemplo, un estudio realizado durante casi 50 años en el Reino Unido sobre la relación entre la muerte y el tabaco, concluyó diciendo que el pitillo resta unos 10 años de vida al fumador. Eso sí, este riesgo se reduce dejando de fumar a cualquier edad. (Terra)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here