Los destellos solares se dividen en cinco clases (A, B, C, M y X) en función de la potencia de la radiación de los rayos X, sienda la clase más baja A 0.0. Las erupciones de cada clase son 10 veces más potentes que las de la clase anterior. Así, pertenecer al tipo X5 posiciona la última erupción entre las más fuertes. Un destello de potencia comparable fue registrado por última vez en marzo de 2012, cuando tuvo lugar una erupción del tipo X6.3.

”Ha sido una de las erupciones más potentes en el ciclo solar corriente, es decir, en los últimos 11 años”, comentó a la agencia RIA Novosti un representante de Rosgidromet, el Servicio Federal para Hidrometeorología y Observación del Medio Ambiente de Rusia.

Sin embargo, añadió el científico, como la erupción se originó cerca del limbo oriental del Sol, la masa coronal eyectada no afectará la Tierra y no provocará tormentas magnéticas.

RT

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here