El can, llamado Fred, adscrito al cuartel de Gulfport, será devuelto a la facilidad donde fue entrenado por ser “muy vago”. Hace dos años, la ciudad gastó 100.000 pesos por adquirir y entrenar al pastor belga, aunque en los operativos se distraía fácilmente.

El jefe de Policía de Gulfport, Leonardo Papania, comentó que casi siempre, Fred, cuando estaba en medio de un allanamiento, veía una lata de gaseosa y se ponía a jugar con la ella en vez de terminar el trabajo. Papania aclaró que el perro estaba perfectamente capacitado para hacer rondas y olfatear sustancias controladas, pero su problema era mantenerse enfocado en su labor.

LEÉR MÁS  Cinco tips para cuidar tu piel en invierno

Las autoridades intentaron enviar a Fred nuevamente al centro de entrenamiento K-9 Unlimited, un reconocido centro donde entrenan a los mejores perros policías, para corregir su comportamiento, pero esto no funcionó. Por lo tanto, consiguieron permiso para devolverlo.

“Los manejadores tienen una conexión con estos perros”, explicó Papania: “Pasan mucho tiempo con ellos y viven en sus casas. Existe esa conexión de trabajo, pero también están concientes de la responsabilidad que tenemos con estos animales”.

LEÉR MÁS  A mi hijo le salieron manchas en los dientes, ¿qué hago?

“Cuando lo llevemos nos devolverán parte del dinero. No puedo hablar específicamente sobre lo que le va a pasar con Fred, los que le puedo decir es que nada terrible le pasará”, explicó Papania.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here