Por brevísimos segundos se escucha apenas un párrafo de la hermosa canción con la que Elvis cerraba cada uno de sus recitales en vivo. Take my hand/ Take my whole life too/ For I cant help… falling in love with you. En castellano: Toma mi mano/ Toma mi vida entera también/ Es que no puedo evitar… enamorarme de ti.

Dicen que no fue el gran Elvis Presley quien la escribió, pero si quien pidió que cada párrafo fuera pensado para una gran historia de amor que vivió.
Desde aquel momento hasta hoy, decenas de directores la utilizaron en sus films. Fue el tema central de la película “Acosada” con Sharon Stone y William Baldwin –grabado para esa ocasión por los UB40- y también Whoopi Goldberg la canta a capella para sus amigas en “Un largo camino a casa”.
La letra es simple pero mágica. “Los hombres sabios dicen que sólo los tontos se apresuran… pero yo no puedo evitar enamorarme de ti”. Desde el inicio, la rusticidad del inglés al utilizar ciertas palabras para formar frases es bella y hace recordar a la antigua lengua romance: para decir “enamorarse” ellos utilizan la frase “caer en el amor” (fall in love).

LEÉR MÁS  5 alimentos saludables para combatir la ansiedad por comer más

Elvis la cantó en su último recital, en New York, exactamente dos meses antes de morir. Su voz la llevó a la eternidad y fue elegida como “mejor canción del siglo XX” por millones de personas junto a “Qué mundo maravilloso”, de Louis Amstrong, y “Más allá del Arco Iris”, la canción de El Mago de Oz.
A modo de regalo, para que vivas un gran amor, aquí la tienes en dos versiones.

LEÉR MÁS  Estudio revela la probable causa de la leucemia infantil y asegura que puede prevenirse

Puedes preferirla en la lírica de Andrea Bocelli, muy parecida a la original de Elvis

O esta otra, impresionante, avasalladora, grabada en vivo por Celine Dion:

Que las disfrutes. Ana.-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here