Cuenta Conmigo: Hay magia a tu alrededor

La luz de la luna, en las hermosas noches de luna llena; el sonido del viento en los árboles; las gotitas de rocío prendidas en las flores al amanecer; una llamada inesperada de alguien en quien estás pensando; un pálpito que se convierte en realidad segundos después… cualquier detalle era suficiente para mi. Crecí segura de que la magia estaba alrededor mío, donde yo supiera verla.

Dos noches atrás, casi por casualidad cayó en mis manos una película que hacía tiempo quería ver: August Rush. Algo en ella -había visto los avances- me había llamado la atención: supongo que pudo haber sido la fantástica música de Marc Mancina, que ganó un Oscar por ella, o tal vez la luz en los ojos de su pequeño protagonista: Freddie Highmore (quién también se alzó con numerosos premios y es toda una promesa).
No sé que fue… pero no me equivoqué.

LEÉR MÁS  Nódulos tiroideos y cáncer de tiroides, cada vez más frecuentes en la población general

August Rush es la historia de un niño abandonado en un orfanato que crece sabiendo que sus padres están vivos y que algún día podrá encontrarse con ellos. No hay nada en el mundo real -ni en sus papeles, ni en la burocracia gubernamental en la que está inserto- que indique que eso es cierto pero él vive sus días esperando ese encuentro.

Hay algo diferente en él… y es la música. La música acompaña al pequeño Evan, quien luego se llamará August, cada día de su vida. La escucha en el aire, entre los árboles, en los cables congelados por la nieve… cada nota de la naturaleza cobra sentido en su corazón, donde él la convierte en sonidos extraordinarios.

No les voy a contar la película, pueden verla si quieren. Pero recomiendo que la vean con la mente primero, para entender sus distintas lecturas, y luego con los sentidos. Es un film de una pureza extraordinaria tanto en sus sonidos como en los sentimientos que transmite.

LEÉR MÁS  Nódulos tiroideos y cáncer de tiroides, cada vez más frecuentes en la población general

”Hay gente que cree en duendes y dice que puede verlos… Yo veo la música, ella me llevará a mis padres”, dice August a quien quiere oírlo.

Puede parecer ingenuo, pero realmente prefiero vivir en un mundo que cree que la magia está a tu alrededor. La fe es mágica y te cura de males. La música, los recuerdos, la risa también lo son.

”Creo en ángeles… que me cuidan siempre de caer”, dice una letra de Abba. Haz el intento: pide un deseo, respira hondo y simplemente cree en él… tal vez alguien esté escuchándote.

Cariños. Ana.-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here