Hacé de esta rutina un hábito divertido para tus niños y así prevenir las caries desde la infancia

Cinco de cada diez niños menores de 5 años tienen caries activas y, según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre el 60% y el 90% de los niños en etapa escolar las padecen. Ellos son un grupo de atención prioritario en salud oral puesto que las lesiones tempranas alcanzan el 29% de incidencia en el primer año de vida, 83% a los 3 años y hasta el 89% en los primeros 5 años.

Y si bien las caries son la enfermedad crónica más extendida del planeta afectando a casi toda la población a lo largo de la vida, este es, a su vez, una mal prevenible: bastan buenos hábitos de higiene oral que inician con un correcto cepillado desde la infancia.

El cuidado oral debe iniciar desde los primeros meses de vida de tu pequeño, limpiando sus encías con una gasa humedecida con agua y enrollada en tu dedo índice. Así, retirarás los restos de leche y las bacterias que se puedan alojar, en especial, cuando empiezan a llevarse objetos a la boca.

LEÉR MÁS  Cuántas chances hay de sufrir un paro cardíaco durante una relación sexual

A partir de la aparición de los primeros dientes de leche, debés instaurar el hábito del cepillado diario, tres veces al día y con una técnica adecuada, así como el uso frecuente de la seda dental y del enjuague bucal de modo que, desde muy pequeño, tu hijo adquiera hábitos de autocuidado.

De igual manera, promueve la salud de tu pequeño enseñándole a morder y a desgarrar alimentos para que su cavidad bucal se fortalezca.

Ahora bien, no basta solo con enseñar a tus hijos a cepillarse los dientes tres veces al día sino a hacerlo correctamente.

Debe ser con una técnica apropiada que incluya la limpieza de todas las caras de los dientes y de las muelas, la limpieza de la lengua y el retiro de placa bacteriana con la seda dental, durante un tiempo prudencial.

LEÉR MÁS  El zócalo de la cuarta: Una comida envuelta en misterio

Cuatro trucos para enseñar a tus hijos a cepillarse los dientes

Elegí el cepillo y la crema dental infantil adecuada

Tené en cuenta que para cada etapa de crecimiento hay cepillos con el tamaño y la forma apropiada para la boca de los niños. Cuando lo vayas a comprar, busca diseños coloridos y con figuras infantiles y personajes de moda. Permitile a tu pequeño elegir el de su preferencia, pues esto ayuda a aumentar su interés por usarlo.

Involucrate y deja que te imite

Nada mejor para enseñar un hábito que a través del ejemplo. Los niños siempre buscan parecerse a los mayores y hacer “cosas de adultos”. Así que vale la pena compartir ese momento con tus pequeños y enseñarles cómo hacerlo bien dejando que imite la manera en que vos lo hacés. Así mismo, les resultará muy divertido dejar que te laven los dientes.
Juegos y cuentos para aprender a lavarse

LEÉR MÁS  Qué significa lo que decís cuando hablás dormido

Tanto si tu hijo no quiere lavarse los dientes, como si después de empezar se aburre y quiere abandonar antes de terminar, usá tu imaginación. Por ejemplo, podes contarle historias en las que los personajes sufren las consecuencias de no cepillarse los dientes o jugar frente al espejo a imitar los movimientos del cepillado.

El truco del revelador de placa para niños

El revelador de placa es un producto que, cuando se aplica, colorea la placa bacteriana. De esta forma, permite detectar las zonas donde el cepillado no se ha realizado de manera correcta. Podés consultar con el odontopediatra de tu hijo cuál puedes usar. El niño se sorprenderá al ver las zonas que más se colorearon con el líquido y empezará a reforzar el cepillado.

Fuente: ABC del bebé

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here