Todavía amamantas a tu bebé y ya estás esperando otro hijo; mirá cómo seguir en estos casos

Dar el pecho y resolver hasta cuándo hacerlo son decisiones personales. Si optás por la lactancia y no hay limitaciones como la vuelta al trabajo, lo más probable es que desees amamantar a tu bebé todo el tiempo que él y vos lo necesiten.

¿Qué sucede si estás dando de mamar y te enterás de que estás nuevamente embarazada? Surgen muchos interrogantes y sentimientos encontrados sobre qué hacer y qué decisión tomar con respecto.

Mitos

1) Dar de mamar puede desencadenar un parto antes de tiempo: Si bien amamantar puede generar contracciones, las mismas ceden espontáneamente cuando el bebé deja de mamar. No hay evidencia científica de que la lactancia durante el embarazo aumente las probabilidades de tener partos prematuros. Y así el embarazo sea avanzado, amamantar no genera contracciones de parto ni ayuda a inducirlo.

2) Puede provocar retardo del crecimiento del bebé en gestación: Está científicamente comprobado que dar de mamar durante el embarazo no afecta negativamente su desarrollo.

LEÉR MÁS  Puntos blancos: qué son y cómo evitarlos

DAfIuaVXsAEnX5m

3) Puede verse perjudicada la salud de la mamá: Continuar amamantando durante el embarazo y la lactancia en tándem (con los dos bebés a la vez), no es nocivo para la madre.

4) La leche no va a alcanzar para su hijo recién nacido: Al contar con una producción ininterrumpida y al haber una mayor estimulación por efecto de dos niños mamando, se consigue una producción estable y segura. El proceso de bajada de leche se repite como con el bebé anterior . Si bien no existen trabajos científicos que aseguren en qué momento la leche madura se transforma nuevamente en calostro, al nacer el nuevo bebé, la madre ya cuenta con el mismo, asegurándole así la inmunidad que éste brinda. Entre el 2º y 5º día posparto la madre vuelve a tener la bajada de leche para el nuevo integrante de la familia.

Aclaraciones

LEÉR MÁS  Puntos blancos: qué son y cómo evitarlos

*Si bien la lactancia durante el embarazo no es perjudicial, en embarazos de alto riesgo (hipertensión, diabetes gestacional, antecedentes de partos prematuros, entre otros) debe consultarse siempre con el médico de cabecera. Ya que puede llegar a desaconsejarla por prevención.

*Generalmente los hijos mayores suelen destetarse, en una gran mayoría, durante el embarazo, entre el cuarto y quinto mes de gestación, al disminuir la producción de leche y cambiar su sabor. “Esto se da porque el cuerpo de la madre se prepara para recibir al nuevo bebé, por lo tanto involuciona la producción de leche hacia el calostro, disminuyendo así su producción y cambiando su sabor hacia más salobre (la leche es más dulce). Esto no implica riesgo alguno para el recién nacido ni para el hijo mayor”, aclaran las puericultoras.

Fuente: Infobae / Para Ti

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here