Cada vez charlamos menos y usamos cada vez más el celular, algo que puede afectarnos en nuestra salud física y mental, según los últimos estudios y opiniones de los expertos. En la Argentina, al menos el 80 % de las personas observan su celular al menos 8 veces en 1 hora.

Según el doctor Carlos Pachuk, médico psicoanalista, podemos sufrir trastornos de ansiedad, actitud obsesiva, nuevos contratos laborales que nos llevan a tener el teléfono abierto hasta los fines de semana, cambios en las relaciones de pareja, patologías por selfies en Facebook y hasta sentirnos afuera del sistema.

Pachuk trabajó durante cuatro años con un grupo de voluntarios en una terapia via skype, luego escribió “Terapia de grupo virtual. Curarse por internet”.

“La informática y la biogenética ha logrado un cambio antropológico que produjo otro ser humano. El sujeto del siglo XXI es un ser tecnovivo o biotecnológico es decir los objetos son una prolongación de nuestro cuerpo, el celular una continuación de las manos, un aparato pseudoimplantado que nos conecta con el mundo al instante”, asegura el doctor.

La ansiedad puede llegar por el uso de las redes sociales. Según el psicoanalista, tanto en Twitter como en Facebook hay una cultura de la inmediatez y ha mutado el sentido del tiempo, que ahora se mide en minutos o en horas cuando antes era entre días y semanas.

La falta de respuesta “al toque” produce inseguridad e ideas paranoides ¿Qué estará haciendo el otro? ¿Por qué no me contesta? ¿Me tendrá en cuenta? Se generan conflictos absurdos al perder de vista el contexto actual de las formas de comunicación que no son analizadas.

También remarca que al ver tanto el celular y estar hiperconectado termina sucediendo que hay una tendencia paradojal de conectarse con lo lejano y rechazar lo próximo. ”Ha cambiado la forma y el ritmo del encuentro entre las personas que no pasa por la palabra hablada sino por el mensaje de texto o Whatsapp, hemos retornado al lenguaje gráfico con un estilo acelerado”, asegura el psicoanalista.

Las relacioness de pareja también se ven afectadas con las redes sociales. En la actualidad las relaciones amorosas ”son fugaces, polimorfas y multivariadas, con las páginas algunas gratuitas y otras pagas todos hacen casting y es posible salir todos los días con una persona diferente”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here