El preludio del Día del Amigo nos invita a repensar los límites entre el afecto y la pasión de la piel. ¿Qué pasa cuando la barrera del cuerpo se cae? ¿Cambia la relación entre dos amigos? ¿Se puede volver atrás? ¿Es bueno que la pareja surja de una amistad? Reflexiones y testimonios.

Se viene el Día del Amigo, y aunque es una pregunta recurrente, vale cuestionarnos si existe la amistad entre el hombre y la mujer.

Por supuesto, cada situación es única y cada dupla de amigos verá si se confunde con esa otra persona que lo entiende como nadie y lo reconforta sin pedir nada a cambio.

Según la psicóloga y escritora Beatriz Goldberg: “Es la pregunta del millón. Lo que sucede muchas veces es que si bien una pareja de amigos puede tener muy en claro que el otro no le atrae físicamente y es su ‘anti-tipo’, pueden darse situaciones que lo lleven a confundirse. Por ejemplo, las etapas y momentos delicados de la vida en las que uno de ellos aparezca vulnerable, y el amigo esté para contenerlo y brindarle su amor incondicional. Algo que quizá termine por confundir a esa persona que está pasando por un mal momento, viendo al amigo con otros ojos”.

La amistad es un vínculo afectivo, presto a desarrollarse al igual que otras relaciones, y que como tal debe seguir el camino del conocimiento, la comunicación, el respeto y la reciprocidad; que es la base del amor.

“Por eso en el proceso amistoso maduro la intimidad va a estar presente sin la carga del erotismo”, fundamenta el psicólogo Mario Lamagrande.

– ¿Podríamos decir entonces que existe la amistad entre hombres y mujeres?

– “Claro que existe”, afirma el psicólogo, “y esto se produce en el encuadre explícito o implícito de qué tipo de relación comparten dos personas en ese afecto. Los vínculos obviamente se van entrenando desde la infancia, y los juegos en roles como actividades, van permitiendo que la intimidad sea un acto consentido sin necesidad de tener que avanzar en un vínculo erótico.

LEÉR MÁS  Alimentos que creés que no son saludables pero no es tan así

– ¿Qué sucede cuando se pasa ese límite entre dos amigos?

– La relación en el tiempo puede llegar a encontrarse sexualmente, pero depende de las partes qué dirección va a seguir esa relación. Es decir, cómo se redefinen en ese desarrollo. A veces es inevitable el duelo, debido a que se resigna un vínculo de amor, sea cual fuere la dirección del afecto.

En concordancia con el profesional, Daniela, una estudiante de abogacía de 25 años de Bahía Blanca, contó: “pasar el límite fue un duelo grande para mí porque de alguna manera se termina eligiendo algo para perder también otra cosa que se quiere. En mi caso, mi mejor amigo Lucas, que vino también a estudiar a Mendoza, empezó a convertirse para mí no sólo en mi confesor y compañía, sino en el sinónimo de hogar; porque extrañaba horrores mi casa. Un día estando solos, lo besé. Él se extrañó pero me siguió el impulso y terminamos en la cama. Lo que pasó después es que yo advertí que la soledad y la distancia me había jugado una mala pasada, pero él se confundió y la relación se volvió rara. Terminé por decirle que no podía ser ni su amiga, y mucho menos su pareja”.

Cada persona es un mundo, y orienta sus relaciones y su forma de vivirlas como lo desea desde su género y orientación sexual. Lo que muchos pueden considerar “perder a un amigo”, si se tiene intimidad, otros pueden verlo como una manera más de vínculo; sin que por ello implique que el amigo se convirtió en pareja.

LEÉR MÁS  El zócalo de la cuarta: Una comida envuelta en misterio

Según argumentó Goldberg “los amigos con derecho a roce son tipos de relaciones que muchos tienen entre sí, un concepto que las duplas viven con libertad, sin por eso ser pareja, ni considerarse integrantes de una relación. Quizá es un fenómeno más millennial, pero no privativo de ellos. Siempre lo más importante para que nadie salga herido, es que ambas partes lo tengan muy en claro, para no herir sin querer al otro”.

Lo que muchos pueden considerar “perder a un amigo”, si se tiene intimidad, otros pueden verlo como una manera más de vínculo; lo que no implica que el amigo se convierta en pareja.

– ¿Porqué otras causas muchos amigos prefieren preservar su lazo sin dudarlo?

– Goldberg: Porque consideran que no podrían enamorarse de su amigo/a ya que lo conocen tan bien, que sienten que si fueran pareja habrían aspectos con los que no comulgarían a nivel de dupla amorosa. Incluso porque saben de la propia boca del amigo cómo se maneja con las relaciones sentimentales. Entonces, al conocerlo tanto, saben que sólo pueden ser amigos. Ojo: también puede pasar lo contrario, y que las cualidades del otro sean las que se busquen en una pareja.

“Antes de ser mi esposa, Camila fue mi amiga de la infancia, y aunque la secundaria nos separó por un tiempo, retomamos durante la Facultad nuestra amistad”-cuenta Ramiro- un ingeniero de 36 años. “Algo se fue gestando a partir de allí, me la jugué y le dije que me pasaban cosas con ella. Por suerte fue recíproco y no nos separamos más, luego nos casamos. Para mí una pareja debe también poder tener las cualidades de una amiga. Compartir, escuchar, aconsejar, reír… No me imagino con alguien que no pueda tener esas virtudes, además de generarme atracción y amor, necesito esa base”.

LEÉR MÁS  Qué significa lo que decís cuando hablás dormido

– ¿ Pero qué sucede cuando una de las partes se enamora del amigo/amiga, y la otra persona no lo sabe? ¿Es necesario decir lo que se siente?

Según Lamagrande “eso pasa cuando uno deja de conocer al otro, de ahí que ese desencuentro conduzca a conflictos que inevitablemente se transforman en problemas de comunicación. Entonces si es amigo ese ser fraterno con quien comparto los afectos, sería recomendable hacerle saber lo que siento, porque de lo contrario, si la carga erótica es fuerte, se va a terminar fracturando inevitablemente la relación”.

– ¿Qué pasa cuando ambos amigos sienten lo mismo, pero se resisten por no perder la amistad? ¿El amor mata la amistad?

– Es un acto de amor que va a crecer si se logra hacer recíprocas las necesidades, ya que el problema que aparece es a consecuencia de que los roles sociales (varón – mujer o activo – pasivo) terminan por alienar la simetría que los unió.

Tres buenas razones por las que tu novio puede ser también tu amigo

1. Por ser tu compañero de vida. Si tu pareja es además tu mejor amigo es más probable que tengas un buen compañero de ruta, además de un novio, algo que hará que tu relación sea más saludable.

2. La base sólida. La amistad es una base mucho más sólida que la de un enamoramiento. Si de ahí además se pasa al amor de pareja, se parte de un conocimiento fuerte que viabiliza aún más las relaciones de pareja.

3. Empatía. En las relaciones de amistad existe la empatía, algo de lo que carecen muchas relaciones de pareja, sin la cual, es imposible tener una convivencia en paz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here