Según cifras del Boletín Integrado de Vigilancia del Ministerio de Salud argentino, de todos los virus respiratorios que circulan en el país desde el 1 de enero a la fecha, con un 47,89% predomina el virus sincicial respiratorio (responsable de la bronquiolitis), seguido por el grupo de virus influenza que representa el 29,31% (principalmente influenza A H1N1).

La gripe A fue epidemia en 2009 y desde el invierno siguiente, que ya hubo una vacuna disponible, no volvió a presentarse un brote en el país. Aquella epidemia de 2009 ocasionó su pico máximo en la semana epidemiológica 26 (del 28 de junio al 4 de julio) con 206 muertos.

1- ¿Qué factores determinan el aumento de casos de este año?

La campaña nacional de inmunización contra la gripe comenzó a fines de marzo pasado. El Estado nacional compró para 2016 un total de 7,4 millones de dosis y hasta mediados de mayo ya se distribuyeron en las 24 jurisdicciones más de 4 millones de vacunas.

El momento más aconsejable para recibir la vacuna antigripal es el otoño, antes de la etapa de mayor circulación del virus de la gripe. De todas formas, es importante aclarar que en caso de no haberse vacunado en esa época y pertenecer a los grupos de riesgo, la vacunación también puede y debe ser efectuada mientras haya circulación viral en la Argentina.

LEÉR MÁS  Várices: tratamiento de avanzada

2- Existen tres tipos de virus

De los tres tipos de virus de la gripe, A y B son los más frecuentes.

La cepa A H1N1 ahora es estacional y por ello la vacuna antigripal incluye esta cepa, además de la influenza A H3N2 e influenza B.

La cartera sanitaria nacional recordó que la denominada ”gripe A” es simplemente un tipo más de gripe que, al igual que los otros virus de la influenza, puede presentar complicaciones en los grupos con mayor riesgo de sufrir dificultades y fallecer por gripe, motivo por el cual se insiste en la aplicación de la vacuna antigripal, que debe ser recibida anualmente.

En las primeras 19 semanas del año el virus de la gripe representa el 29,31% de los virus respiratorios que circulan en el país.

3- La circulación del virus se adelantó

Carla Vizzotti es la jefa del Programa Nacional de Control de Enfermedades Inmunoprevenibles y señaló a Infobae que ”mientras el año pasado la gripe había alcanzado este nivel de circulación en la semana 17, este año comenzó en la semana 10”.

Entre las causas de este adelantamiento, el hecho de que mientras en 2015 el frío se instaló más avanzado el invierno y este año las bajas temperaturas llegaron más temprano, no es un dato menor.

LEÉR MÁS  Razones para bajar de peso: advierten sobre enfermedades asociadas al sobrepeso y la obesidad

4- Quiénes deben vacunarse

Sobre la base de que la vacuna antigripal no erradicará ni evitará la circulación del virus, cabe destacar que el objetivo es reducir la mortalidad y la cantidad de internaciones entre los grupos de riesgo.

Incorporada al Calendario Nacional de Vacunación, la vacuna contra la gripe debe ser recibida anualmente por las personas que tienen más riesgo de sufrir complicaciones y fallecer por gripe: el personal de salud; las embarazadas en cualquier trimestre de gestación y las puérperas hasta el egreso de la maternidad, como máximo a 10 días del parto si no la recibieron durante el embarazo; los niños de entre 6 y 24 meses inclusive; las personas mayores de 65 años y las personas de entre 2 y 64 años con factores de riesgo como enfermedades cardíacas, respiratorias, renales crónicas, inmunodepresión, diabetes y obesidad, entre otras.

El lavado frecuente de manos es uno de los métodos de prevención de enfermedades respiratorias más eficaz.

5- Cuidados generales

Además de la vacuna, la medida de prevención más importante consiste en:

• Lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón.

• Al toser o estornudar, cubrirse la boca y nariz con un pañuelo descartable o con el ángulo interno del codo.

• Tirar a la basura los pañuelos descartables inmediatamente después de usarlos.

LEÉR MÁS  Razones para bajar de peso: advierten sobre enfermedades asociadas al sobrepeso y la obesidad

• Ventilar los ambientes y permitir la entrada de sol en casas y otros ambientes cerrados.

• Mantener limpios picaportes y objetos de uso común.

• No compartir cubiertos ni vasos.

• Enseñar a los niños a lavarse frecuentemente las manos en la escuela y hogar.

6- Cómo se contagia

La gripe -al igual que otras infecciones respiratorias- se transmite por contacto con secreciones de personas infectadas a través de las gotitas que se diseminan al toser o estornudar y de superficies u objetos contaminados con estas secreciones.

Los síntomas gripales suelen aparecer a las 48 horas de producido el contagio y la mayoría de los afectados se recupera en una o dos semanas sin necesidad de recibir tratamiento médico. Sin embargo, en niños pequeños, personas de edad y personas aquejadas de otras afecciones médicas crónicas, la infección puede conllevar graves complicaciones, provocar neumonía e incluso causar la muerte. De ahí la importancia de consultar al médico ante los primeros síntomas de fiebre o dolor muscular, ya que, en pacientes de riesgo, ”con la administración de un antiviral de manera prematura los cuadros tienen buen pronóstico y evolucionan favorablemente”, explicó Vizzotti.

Entre los síntomas figuran fiebre mayor de 38 ºC, tos, congestión nasal, dolor de garganta, de cabeza y muscular y malestar generalizado.

En los niños pueden presentarse también problemas para respirar, vómitos o diarrea, e irritabilidad o somnolencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here