Sin embargo, a causa del acelerado ritmo de vida actual, es muy común que se presenten muy frecuentemente situaciones que generan mucho estrés; este vivir constantemente bajo presión ocasiona que el cuerpo produzca más cortisol de la cuenta, lo que puede causar algunos problemas, tales como:

Dificultad para conciliar el sueño.
El sistema inmunológico se debilita.
Los niveles de glucosa en sangre se ven afectados.
Ocasiona aumento de peso, especialmente en el área del abdomen.

La alimentación puede ser un punto importante para tratar de controlar los niveles de cortisol:

Las frutas altas en vitamina C, ayudan a alentar la producción de cortisol, así que cuando el estrés este haciendo de las suyas, consume un snack con alimentos que contengan mucha vitamina C, como: kiwis, naranjas, fresas, etc.

Los ácidos grasos del Omega 3, se encargan de reducir la inflamación y los niveles de cortisol. Por lo tanto, debes consumir alimentos que contengan Omega 3: pescados de agua fría como salmón y atún, linaza, nueces, frijoles, alubias blancas, entre otros.

LEÉR MÁS  Estudio revela la probable causa de la leucemia infantil y asegura que puede prevenirse

Trata de consumir granos libres de gluten. Los alimentos que contienen mucho gluten, como las harinas procesadas (panes y pastas), ocasionan la inflamación del tracto intestinal; esta inflamación causa la secreción de cortisol. Entre los granos libres de gluten a los que puedes recurrir, están: la quínoa, amaranto, ajonjolí, mijo, trigo sarraceno, maíz, arroz salvaje e integral. En el mercado ya encuentras muchas opciones de alimentos libres de gluten.

Existen estudios que indican que el zinc ayuda a inhibir la secreción de cortisol. Así que una opción para luchar contra el estrés, es incluir en tu dieta alimentos altos en zinc: hígado de ternera, ostras, cordero, carne de res o vaca (cortes magros, bajos en grasa y colesterol).

Los dulces no siempre son malos; existen estudios que indican que los antioxidantes naturales que el chocolate obscuro posee, bajan la inflamación e inhiben la producción de cortisol. El estudio indica que el consumo de 40 gramos por día reduce los niveles de cortisol. Así que de ahora en adelante, disfruta de este delicioso alimento sin culpas, sin sobrepasar la dosis indicada, por supuesto.

LEÉR MÁS  5 alimentos saludables para combatir la ansiedad por comer más

Controla la ingesta de proteínas de alta calidad; un bajo consumo de éstas, puede conducir a niveles crónicamente elevados de cortisol. Opta por cortes magros de carne, pollo y pescado, junto con frijoles y nueces; estos son una excelente fuente de proteínas.

La aromática albahaca, tan socorrida en la comida italiana, es una opción para luchar contra el estrés, ya que forma parte de los adaptógenos (plantas que de manera natural, pueden ayudar al cuerpo a adaptarse a su entorno). Una manera de obtener los beneficios de esta planta, es bebiendo diariamente una taza de té, preparado precisamente con esta hierba.

Aunado a esto, puedes adoptar los siguientes consejos que ayudarán a disminuir el estrés y, por lo tanto, la producción de cortisol:

LEÉR MÁS  Estudio revela la probable causa de la leucemia infantil y asegura que puede prevenirse

Sal y diviértete con tus amigos: el simple hecho de saber que pasarás un rato agradable y que reirás, disminuye tu nivel de cortisol

Medita: está comprobado que así disminuyes el estrés. Bastará con que tomes unos momentos del día, enciendas una vela o simplemente dediques unos momentos para observar tu entorno, el paisaje, etc. Esto ayudará a que la energía fluya libremente por tu cuerpo

Consiéntete de vez en cuando y date un masaje

Haz ejercicio

Duerme tus 8 horas diarias, y si no te es posible, entonces trata de tener un momento para una pequeña siesta a medio día, para cargar energía

No te saltes nunca una comida; además de disminuir la tasa metabólica del cuerpo, los niveles de cortisol aumentan, así que recuerda no dejar pasar más de 5 horas entre comida y comida

Espero que estos tips ayuden a que controles tus niveles de cortisol de una manera sencilla.

¡Recuerda…tú generas el cambio!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here