Contaminación en Shangai alcanza niveles extremos

Pareciera que una densa niebla cubriera Shanghai, pero no. Lo que oculta a la ciudad más poblada de China es la contaminación, que alcanzó niveles de tal gravedad que obligó a retirar vehículos oficiales de las calles, detener las obras de construcción y mantener a los niños en el interior de los edificios.

Actualmente, la concentración de partículas PM 2,5 e inferiores a 2,5 micras (que son más peligrosas para la salud por su capacidad de infiltrarse en los pulmones), superó los 600 microgramos por metro cuadrado, el nivel más alto desde que la ciudad comenzó estas mediciones en diciembre del año pasado. De hecho, la OMS recomienda una concentración no superior a los 25 microgramos por metro cuadrado.

LEÉR MÁS  Argentina alcanzó los 1.000 trasplantes de médula ósea con donante no emparentado

En enero de este año, Beijing fue paralizada por la mala calidad del aire, y lo mismo sucede con Shanghai, donde las autoridades han recomendado a niños, ancianos y enfermos a quedarse dentro de los edificios. Además, se suspendieron las actividades deportivas y se ha retirado de circulación al 30% de los vehículos oficiales, mientras que las obras de construcción, una constante en la pujante capital financiera china, han quedado suspendidas.

Las superpobladas grandes urbes de China están pasando por un momento crítico en lo que respecta a la contaminación, debido a un clima estático, sin vientos ni lluvias que limpien un poco el aire.

VeoVerde

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here