Conocé las propiedades medicinales de la cáscara de naranja

La cáscara de naranja es una fuente de una amplia variedad de nutrientes que benefician la salud. Está comprobado que cuentan con muchas propiedades cuyos efectos en el organismo previenen el desarrollo de varias enfermedades.
Si bien su sabor no es tan agradable como el de la pulpa o el jugo, sus compuestos activos son razones suficientes para considerar que se deben añadir en la dieta.
Además, aunque son un poco amargas, existen muchas recetas en las que se puede agregar para disfrutar un exquisito toque cítrico. Obtené su ralladura, aprovechala en té y disfruta su exótico sabor en muchas recetas.
Debido a esto, a continuación queremos destacar ocho interesantes propiedades medicinales que seguramente te gustará aprovechar.
1. Previene el colesterol
Los fitoquímicos y flavonoides que contiene la cáscara de naranja la convierten en un remedio natural contra los descontroles en el colesterol.
Estos antioxidantes limpian las arterias y previenen la formación de la placa lipídica que le provoca obstrucción y coágulos.
A su vez, esto le brinda beneficios a la salud cardiovascular, ya que disminuye el riesgo de hipertensión, ataques al corazón y derrames cerebrales.
2. Combate la acidez
Los compuestos activos que contiene este ingrediente tienen un efecto alcalino que contribuye a reducir la acidez estomacal.
Su consumo, ya sea en batidos o té, equilibra el pH digestivo y disminuye el exceso de formación de ácidos ante las dificultades digestivas.
En casos de acidez severa y repetitiva se recomienda tomarla a diario por un periodo de 20 días.
3. Alivia los problemas digestivos
Se estima que cada 100 gramos de cáscara de naranja aporta hasta 10,6 gramos de fibra dietética, un nutriente esencial para mejorar la salud digestiva.
Su ingesta regular disminuye el tránsito intestinal lento y, a su vez, promueve la eliminación de los desechos que se retienen en el colon.
Se trata de uno de los mejores remedios caseros para evitar el síndrome de colon irritable, la diarrea y los trastornos inflamatorios.
Por si fuera poco, es calmante y le brinda efectos positivos a la flora microbiana que protege el intestino.
4. Es antibacteriana
Los extractos naturales de este ingrediente cuentan con una alta concentración de compuestos fenólicos y antioxidantes que, a su vez, le confieren cualidades antimicrobianas y bactericidas.
Tanto a nivel interno como externo puede combatir una serie de patógenos dañinos, incluyendo la E. coli o la Listeria monocytogenes.
5. Previene y combate las enfermedades respiratorias
La piel de naranja contiene hasta diez veces más vitamina C que el jugo y, por lo tanto, es una de las mejores aliadas para fortalecer el sistema inmunitario.
Este nutriente antioxidante impide la proliferación de virus y bacterias, y refuerza los mecanismos de defensa para prevenir enfermedades respiratorias como:
Bronquitis
Resfriado
Gripe
Alergias
Asma
Cáncer de pulmón

6. Mejora la salud dental

Masticar un poco de cáscara de naranja es un hábito que permite:
Refrescar el aliento.
Controlar las bacterias.
Evitar las antiestéticas manchas amarillas.
Esta contiene extractos y aceites esenciales que brindan una barrera protectora contra los efectos dañinos de la placa bacteriana y las infecciones asociadas a esta.
También está recomendada para los pacientes con sensibilidad dental, ya que su aplicación diaria disminuye los síntomas.
Se puede aplicar en ralladura como pasta, o bien, frotar su parte interior sobre las piezas dentales.
7. Ayuda a perder peso
Este ingrediente es bajo en calorías, contiene fibra y cuenta con propiedades desintoxicantes que ayudan a bajar de peso.
Su consumo, tanto en té como añadida en otras recetas, favorece los procesos de limpieza del organismo y prolonga la sensación de saciedad para controlar la ingesta excesiva de calorías.
8. Mejora el aspecto de la piel
A nivel externo también brinda interesantes beneficios que podemos aprovechar tanto por salud como por estética.
Sus altos aportes de vitamina C minimizan la presencia de manchas y otras marcas antiestéticas del envejecimiento prematuro.
A través de sus extractos, la cáscara de naranja nos ayuda a aclarar y cubrir esas pequeñas alteraciones que aparecen por la exposición al sol, las quemaduras y las toxinas.
Su infusión sirve como tónico natural, ya que limpia a profundidad los poros. Así evita la formación de puntos negros, espinillas y granos de acné.
LEÉR MÁS  Siete mitos sobre la vitamina C

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here