La cocina al vapor es uno de los caballitos de batalla de la comida sana y naturista. Para ponerla en práctica, a las versiones más conocidas y convencionales, se suma la técnica nikute, originaria de China y con múltiples propiedades.
La cocción, con este método, se efectúa por infiltración de vapores. De esta forma, los vegetales conservan su textura, color y sabor, ya que mantienen sus sales naturales y son más digeribles y nutritivos.
Brinda la posibilidad de preparar bases vegetales para infinidad de comidas. Puede transformase en una sopa agregándole más agua o caldo vegetal y procesando con la licuadora de mano, un guiso de lentejas o una ensalada, combinada con vegetales frescos.
Acá te contamos el paso a paso
Solo se necesita una olla, que puede ser de acero inoxidable, enlozada, de barro o vidrio. Lo importante es que tenga una tapa hermética, para que el vapor no se escape.
– Con una mínima cantidad de aceite, se pincela la base de la olla y se forma un colchón de cebolla picada.
– Luego, se agregan los vegetales elegidos cortados en cubos pequeños por capas. De mayor a menor, primero deben colocarse los de mayor dureza y después de los más blandos. Por ejemplo: papa, zanahoria, calabaza, hojas de acelga.
– Agregar un chorrito de agua y sal marina y dejar tapado a fuego mínimo o corona (justo antes de apagar el gas) por 20 minutos aproximandamente.
La organización es la clave para una alimentación saludable ¡Suma más vegetales a tu plato de una forma simple y deliciosa!
LEÉR MÁS  Cómo darte cuenta si estás en una relación violenta

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here