Pero disimular los granitos no es una tarea fácil. Por eso queremos darte una guía para que lo logres con éxito, sin cometer errores comunes.

Cuida tu piel

Aunque los granitos y espinillas a veces resulten inevitables, siempre es mejor prevenir con el cuidado de la piel. Es importante que cuentes con un régimen de cuidado de tu cutis y seguirlo fielmente todas las mañanas y las noches. Por ello, debes limpiar e hidratar tu piel al menos dos veces al día, asegurándote de quitar el maquillaje antes de la limpieza.

Prepara tu piel

Para mejorar el aspecto de tu maquillaje y aumentar su resistencia, aplica una prebase antes. Los cebadores o primer tienen una base de silicona que ayuda a equilibrar la textura de la piel, permitiendo a tu maquillaje permanecer más tiempo y fiel a tu tono real de cutis.

LEÉR MÁS  Conocé de qué trata la píldora digital

Elige el color adecuado de corrector

Un color de corrector que no es el adecuado con tu tono de piel sólo hará que las marcas de acné se noten aún más. Por eso, tienes que elegir un tono lo más parecido a tu tono de piel, pero si no lo consigues, puedes optar por un tono un poco más claro. Nunca elijas un tono más oscuro para tapar los defectos de la piel.

No apliques mucho corrector

A veces, el corrector en vez de disimular, marca aún más los defectos de la piel. El exceso de corrector puede hacer al acné más visible, por lo tanto aplica la cantidad suficiente para esparcir una capa ligera sobre el área que quieres ocultar.

LEÉR MÁS  Refrescate con estas aguas saborizadas caseras

Aplica el corrector con los dedos

Los dedos ayudan a calentar las bases cremosas, y de esta manera, se puede realizar más fácilmente su aplicación. Con el dedo anular se aplica la cantidad perfecta de presión (menos que con el índice, pero más que con el meñique). Aplica el corrector con movimientos rápidos y dando golpecitos para lograr una mezcla más uniforme.

Coloca primero la base

Si aplicas primero el corrector y luego la base, tienden a borrarse gran parte del corrector con la esponja o cepillo. Luego deberás aplicar nuevamente el corrector, haciendo que uses aún más el producto. Para que esto no suceda, primero usa la base de maquillaje y luego el corrector.

LEÉR MÁS  ¿Por qué los nervios dan ganas de hacer pis?

Usa polvo de maquillaje

Para establecer bien el maquillaje de base y el corrector, una vez que hayas finalizado con los pasos anteriores, coloca una capa de polvo de maquillaje. El polvo hace que todo quede en su sitio, permitiendo que dure todo el día. Antes de aplicar el polvo, asegúrate de que la base y el corrector estén bien aplicados. Una vez que aplicas el polvo, allí queda y nada más puedes hacer.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here