Como cuidar la piel de los pequeños en verano

 

Principalmente, cuando el niño tenga la edad adecuada hay que concientizarlo desde pequeño sobre los factores nocivos del sol, y que no todo el verano es pileta y jugar fuera de casa, sino que existen riesgos y es posible conocerlos.

 

En cuanto a los bebés, son los padres lo que deben estar continuamente alerta. Según la dermatóloga pediátrica Roxana Re, “uno de los temas más fundamentales a tener en cuenta para cuidar la piel de los bebés es el sol”.

 

La doctora agrega algunos tips para el cuidado de la piel de los bebés y los niños en verano:

– Antes de los 6 meses los bebés no deben estar expuestos a los rayos del sol.

– A partir de los 6 meses pueden protegerse con factor de protección solar indicado para niños. Igualmente es muy importante renovarlo cada 2 horas y cada vez que se mojan.

LEÉR MÁS  Llega el verano y la sudoración excesiva aumenta en la población

– Es muy útil el uso de sombreros y remeras, fundamentalmente en aquellos momentos en que los niños están mucho tiempo en el agua.

– En cuanto a los horarios también debemos estar atentos y no estar expuestos entre las 10 y las 16.

 

Es posible que los padres no puedan estar explicando continuamente sobre las consecuencias del sol, ya que se les tornaría aburrido y monótono, pero si es posible prevenir. Hay una regla general que se le puede enseñar a los niños a modo de juego, como para que aprendan cuándo pueden estar al sol y cuándo no: “Si mi sombra es más cortita que yo, no es buen horario, si mi sombra es más larga que yo, puedo estar al sol tranquilamente”.

 

Otro tema que es importante destacar son los perfumes, jabones perfumados y talcos. Lo ideal que los padres no utilicen para sus bebés y niños ninguno de estos productos que contengan perfumes.

LEÉR MÁS  Llega el verano y la sudoración excesiva aumenta en la población

 

Existen otras posibilidades más naturales y económicas. La especialista agregó que “hay que bañar a los bebés y niños con jabón neutro o de glicerina y no es necesario utilizar shampoo”.

 

En cuanto a la vestimenta, se recomienda ropa de algodón, suave que no pique ni irrite la piel. Además otra cuestión a tener en cuenta es lavar la ropa nueva antes de usarla.

 

Es importante hacer una consulta con el pediatra para que pueda asesorar a los padres de una formal más específica en cuanto a la piel del paciente.

 

Recordemos que una quemadura de piel en la niñez puede desembocar en cáncer de piel en la adultez.

 

Asesoró: doctora Roxana Re, dermatóloga pediátrica de Clider dermatología y estética

Revista Saludable

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here