Te presentamos varias formas de combatir la fatiga de manera natural para que no vivas dependiendo de varias taza de café. Trata de incorporar estos hábitos a tu rutina para sentirte con un poco más de energía.

  • Bebe mucha agua. El agua tiene un “efecto despertador” en nuestra cabeza y, aunque no lo creas, la cantidad de agua que consumimos es crucial para mantenernos con energía. Si bien a veces recurrimos a bebidas gaseosas azucaradas para despabilarnos, lo cierto es que su efecto dura poco y al cabo de un momento estamos cansados de nuevo. La mejor bebida para tu salud, y para sentirte vital, es el agua.
  • Haz ejercicio regularmente. Seguramente pienses que, si estás fatigado, el ejercicio no hará otra cosa que cansarte mucho más. Sin embargo, es todo lo contrario: si practicamos actividad física incrementan nuestros niveles de energía en lugar de agotarlos. Además, ayuda a combatir el estrés y liberar hormonas relajantes.
  • Adopta una rutina de sueño. Si te duermes a las 3 de la madrugada y al otro día te levantas a las 8, y si esa misma noche te duermes a las 12 y al otro día te levantas a las 4 de la tarde, déjame decirte que tu patrón de sueño es un desastre. ¡Con razón te sientes tan cansado! Es fundamental que intentes dormirte y levantarte en horas determinadas para que tu cuerpo se acostumbre.
  • Mejora tu alimentación. Una dieta sana es importantísima para sentirnos despiertos. Por ejemplo, cuando comemos muchos alimentos con grasas o azúcar, nos da sensación de pesadez y nos viene sueño recurrentemente. Consume frutas, verduras, carnes magras y granos enteros. Sigue las cuatro comidas pero también consume pequeñas comidas durante el día para equilibrar la energía.

Todos estos hábitos te ayudarán a disminuir la fatiga notoriamente, sin necesidad de recurrir al café, al cigarrillo y otras sustancias químicas. ¡Aprovéchalos!

fuente: vivirsalud.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here