Para llegar a esta conclusión, los autores analizaron durante 14 meses las actividades de mil fumadores estadounidenses mayores de 25 años, comprobando que una dieta alta en los citados tipos de alimentos era un rasgo común de quienes habían dejado el hábito en ese período.

Sumado a ello, el trabajo develó que los fumadores que regularmente comían más cantidad de frutas y verduras tardaban más tiempo en prender el primer cigarrillo del día y, además, eran menos dependientes de la nicotina.

LEÉR MÁS  Cinco señales de que estás haciendo mal ejercicio

En palabras de Jeffrey P. Haibach, investigador del estudio, ”Acabamos de identificar una herramienta que puede ayudar a dejar de fumar, o al menos hacerlo más fácil”, consignó Muy Interesante.

Lo anterior, de acuerdo al experto, pues el consumir verduras y frutas que contengan una gran cantidad de fibra permite que las personas experimenten una sensación de saciedad, lo que reduciría sus ganas de fumar.

LEÉR MÁS  Mitos y verdades sobre el bronceado

Sumado a ello, el sabor de las frutas empeoraría aquel dejado por los cigarrillos: ”Ese es otro factor que podría ayudar a romper con la adicción al tabaco”, agregó Haibach.

(Bio Bio)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here