Cinco motivos por el cual no lográs aumentar tu masa muscular

Si estás frustrado por estar estancado pese a tu esfuerzo, estas pueden algunas razones

Si sos una persona con un tipo de cuerpo de contextura delgada puede ser que te cueste aumentar en masa muscular.

Si estás frustrado por estar estancado en el mismo lugar, estas pueden ser cinco razones por las cuales no estás pudiendo aumentar tus músculos.

1- No comés lo adecuado, lo suficiente o en el momento preciso

Tenés que planificar bien tus horas de comida, la calidad y cantidad de los alimentos que vas a consumir y que no pasen más de 4 horas sin alimentarte.

En el proceso de aumento de masa muscular hay que tomar en cuenta la proteína (magra) que será clave para eso, por ejemplo: carnes rojas, blancas, huevos y proteína vegetal como el “kale” o col rizada, espinacas, quinoa.

Esta debe de comerse en las tres comidas principales y también a los 30 minutos después de acabado el entrenamiento. Si no podés comer en ese lapso de tiempo, tomá un batido de proteína.
Los carbohidratos complejos que son los que te dan energía y las grasas saludables (omega 3) que también son fuente de energía.

Evitá la comida chatarra e incluí muchos vegetales y al menos dos frutas al día para absorber las vitaminas y antioxidantes que ayudarán a construir el músculo de manera más óptima y evitar la oxidación.

2- Te sobreentrenás

Pasar horas en el gimnasio no va a hacerte tanto bien. Quizás estas haciendo mucho cardio y si tu meta es el aumento de masa muscular, los ejercicios cardiovasculares no deben ser los predominantes en el programa. Más bien, tu entrenamiento debe basarse en los ejercicios de resistencia con pesas 3 o 4 días a la semana con la recuperación necesaria, es decir descansar el grupo muscular que trabajaste al menos 42 horas.

No por sobreentrenar el músculo crecerá más, ya que necesita su tiempo de descanso para crecer.

3- No reducís el estrés

La razón es porque al estar estresado suceden cambios a nivel químico en tu cuerpo que no te dejarán progresar. Cuanto menor sea la presión y estrés mayor será tu recuperación.

Dormir lo suficiente, meditar, relajarse con posiciones de yoga, respirar aire fresco y sonreír varias veces al día, te harán reducir el estrés

4- No elegiste bien la rutina de entrenamiento

Lo ideal es montar una rutina que divida el trabajo de los grandes grupos musculares en 3 días y entrenarlos en sesiones diferentes. No se deben trabajar todos los músculos en una sesión. Realizar ejercicios compuestos al principio de tus sesiones ya que tenés más fuerza, energía y el “combustible” (carbohidratos y grasas) para realizarlo. Por ejemplo las sentadillas, dominadas, desplantes, lagartijas.

5- No mantenés un registro ni tenés estructura

Para maximizar el trabajo y ver resultados debés tener un seguimiento de todos tus entrenamientos, el peso que estás usando, las repeticiones que realizás y el tiempo de recuperación. También si es con peso libre o con maquinas para que luego de unas semanas cambies las intensidades, ángulos y aparatos. Los registros son tan importantes como el programa que realices.

Respecto a la estructura, seguí un plan con metas especificas para mejorar la fuerza y el aumento de volumen que deseás. No utilices las máquinas como una ruleta rusa, es decir que cuando llegues al gym que tu escogencia no sea al azar.

Por último, recordá que si estas empezando con el entrenamiento de aumento de masa muscular debés de ser paciente y darle tiempo, ya que hay varios factores que influyen como la disposición genética, la calidad de nutrientes, la disposición de tiempo y el acceso a los aparatos adecuados.

Fuente: Culturizando

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here