El científico Jason Dyck y otros investigadores de la Universidad de Alberta, de Canadá, descubrieron que uno de los componentes naturales derivado de la uva mejora las funciones cardíacas, musculares y óseas, además del desempeño físico, lo que genera igualdad a realizar ”intensos entrenamientos de resistencia”.

El resveratrol es un antioxidante que ha sido probado en roedores generando efectos beneficos, y se ha ampliado su campo con personas diabéticas con insuficiencia cardíaca para determinar si las funciones cardíacas de éstos mejoran al mismo nivel que si realizaran ejercicios físicos de forma periódica.

LEÉR MÁS  Para hacerse el test de VIH, llega a todo el país “La Noche de los Testeos”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here