Según Educarchile, si a un niño le va bien en el colegio, significa que hay una correcta interacción entre él, los profesores y la familia. ”Esta última tiene una importante tarea en la adquisición de hábitos de estudio, en el interés por el aprendizaje y la facilitación de un ambiente adecuado para la realización del trabajo escolar”.

Si bien algunos padres disponen de poco tiempo para ayudar a sus hijos con las tareas o estudios, es imprescindible que se haga el esfuerzo. Esto, pues es aconsejable que desde pequeños se les enseñen hábitos de estudio y a organizarse con sus deberes, ya que de más grande es difícil incorporarlos.

Si los resultados de tus hijos no son los esperados, te presentamos a continuación cuatro aspectos claves que puedes poner en práctica para ayudarlos a aprobar sus materias, recomendados por el portal español Eroski.

LEÉR MÁS  Puntos blancos: qué son y cómo evitarlos

1.- Escuchar a los hijos

Lo principal es escuchar lo que los hijos tengan que decir o contar, sobre todo si tiene relación con dificultades en alguna materia, pues así puedes buscar una solución. Según el portal, ”hay que evitar que los hijos se sientan incomprendidos o que tengan la sensación de que los padres dan más credibilidad a los comentarios de los profesores que a los suyos. Conviene escuchar a ambas partes antes de tomar una decisión”.

2.- Enseñarles a estudiar

Si detectas que tus hijos tienen problemas de aprendizaje, debes intentar combatirlos con técnicas de estudio o buscar ayuda profesional si es más complicado.

LEÉR MÁS  Puntos blancos: qué son y cómo evitarlos

No se puede usar la misma técnica de estudio para todas las asignaturas, ”cuando las mayores dificultades se detecten en matemáticas, los progenitores deberán inculcar a sus hijos la importancia de practicar ejercicios y agilizar la resolución de operaciones de cálculo mental. En el caso de las ciencias naturales, conviene incidir en el análisis o la observación. Otras asignaturas requieren razonamiento o concentración, mientras que los idiomas han de practicarse”, asegura Eroski.

3.- Ayudarles con los deberes

Si tus hijos tienen problemas de concentración o no son constantes en la realización de sus tareas o jornadas de estudio, debes intentar estar presente y motivarlos hasta conseguir que se organicen y sean capaces de realizar esto de forma autónoma.

LEÉR MÁS  Puntos blancos: qué son y cómo evitarlos

En Educastur, portal de la Consejería de Educación y Universidades del principado de Asturias, se le recomienda a los padres explicarles la importancia de realizar sus obligaciones y practicar lo aprendido en clases para ”dominar los conocimientos con facilidad”. Además, se aconseja establecer un horario y lugar para esto, que sea de su agrado.

4.- Transmitirles alguna responsabilidad

Expertos en el tema académico, aseguran que aquellos niños que colaboran frecuentemente en casa, ya sea haciendo su cama, ayudando a limpiar o sacar la basura, tienden a obtener mejores resultados en el colegio. Es por eso que se aconseja acostumbrarlos a que tengan ciertas ”obligaciones” en el hogar, para así establecer una rutina.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here